Policiales

Siguen buscando pistas de los asesinos de un hombre de Los Cardos

Una brigada policial encontró la mañana del domingo en Viamonte al 7300, en la zona suroeste de Rosario, una camioneta Ford Ranger que había sido robada un día antes en la localidad de Los Cardos, una pequeña ciudad en el sur del Departamento San Martín.

Jueves 01 de Febrero de 2018

Una brigada policial encontró la mañana del domingo en Viamonte al 7300, en la zona suroeste de Rosario, una camioneta Ford Ranger que había sido robada un día antes en la localidad de Los Cardos, una pequeña ciudad en el sur del Departamento San Martín. El rodado pertenecía a Carlos Alberto Ventura, de 85 años, quien había sido hallado muerto en su casa de Sarmiento al 400 de la mencionada localidad santafesina el día anterior. Desde el momento del homicidio el fiscal de Santa Fe Gonzalo Iglesias ordenó un registro de las 14 cámaras de vigilancia de Los Cardos y el traslado del cuerpo a la capital provincial para la autopsia, la cual arrojó que la causa de muerte fueron dos golpes en el rostro.

Los uniformados de la comisaría 32ª de Rosario localizaron el vehículo a las 9.40 del domingo, estacionado y sin ocupantes. Un día antes había sido encontrado el cuerpo sin vida de Ventura, quien para los pesquisas fue asesinado el viernes por delincuentes que ingresaron a su casa con fines de robo.

Un hombre discreto

Ventura era un viudo de discreta posición económica que vivía de su jubilación y del arrendamiento de una parcela de campo. Tenía costumbres de toda la vida, como ir a la ciudad de El Trébol cada mañana con un amigo a desayunar en una estación de servicios de la zona céntrica. Pero el sábado nadie lo vio. Transcurridas las horas, algunos vecinos llamaron a su hija, quien junto su marido encontraron al anciano en su habitación con golpes en la cabeza y sin vida.

En la vivienda faltaban la camioneta luego hallada en Rosario y un televisor, pero llamó la atención de los investigadores que las puertas y las ventanas de la casa no estaban forzadas, lo que para los vecinos fue llamativo ya que Ventura no le abría la puerta a desconocidos.

"No dejaba entrar a nadie. Si bien era un personaje amable, cuando le golpeaban la puerta se cercioraba bien de quién era", le dijo a El Trébol Digital un vecino. El anciano había cobrado hacía poco la renta del campo pero no llevaba con él el dinero ni estaba en la casa. Las sospechas apuntan a que quien asesinó al viudo escapó en su camioneta.

Las tomas de las cámaras de videovigilancia de la Comuna de Los Cardos captaron por última vez al hombre con vida el viernes a las 20.52 cuando llegó en su vehículo a su casa. Iba con el vidrio bajo y su cuerpo era fácilmente identificable.

Los pesquisas ahora buscan en los registros fílmicos por dónde huyeron los maleantes, pero tienen una dificultad. Es que los delincuentes huyeron por un camino rural que lleva a la ciudad de Las Rosas donde no hay cámaras, por lo que sospechan que dentro de la banda que mató a Ventura había un conocedor del lugar o residente de la zona.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario