Policiales

Se registraron 224 asesinatos en el departamento Rosario en 2015

La cantidad se redujo respecto del año anterior, cuando hubo un total de 250. En la ciudad se contaron 198, cuatro menos que en 2014. A primera vista, la reducción fue notoria.

Domingo 10 de Enero de 2016

Si bien durante 2015 los asesinatos en el departamento Rosario registraron una disminución respecto del año anterior, en la ciudad se mantuvo casi igual. Según los datos oficiales del Ministerio de Seguridad de la provincia, durante 2015 hubo 224 homicidios dolosos en el Gran Rosario (no se cuentan las ciudades del cordón industrial, ubicadas en el departamento San Lorenzo), 26 menos que los 250 contabilizados el año anterior.

De los 224 crímenes ocurridos en el departamento, 198 se cometieron en la ciudad de Rosario, donde en 2014 se habían registrado 202. A primera vista, la reducción fue notoria en el resto de las poblaciones en las cuales se habían contado 48 crímenes en 2014 y el año pasado hubo 26.

Esa disminución podría explicarse a través de los números de Villa Gobernador Gálvez, que en 2013 se había revelado como la ciudad con la tasa más alta de homicidios del país con 32 casos y en 2015 hubo once. También fue notoria la disminución de casos en Granadero Baigorria, donde en 2014 hubo diez y el año pasado fueron dos.

La aproximación no deja de ser preliminar, basada en los datos más generales, teniendo en cuenta que algunos casos que en un principio pueden no ser considerados como homicidios dolosos luego pueden engrosar esta lista si es que el desarrollo de la investigación aporta algo en ese sentido. Cabe la aclaración teniendo en cuenta que según el archivo de homicidios dolosos que confecciona este diario, en 2015 se registraron 229 muertes violentas.

Pero eso no cambia la mirada global que pueden mostrar los números: en principio, si bien la gran mayoría de las víctimas son hombres, el año pasado se incrementó la proporción de mujeres asesinadas (17 contra 207 hombres). Tampoco hubo variaciones en cuanto a las edades, ya que los menores de 35 años siguen engrosando el 70 por ciento de los casos. Y hubo una leve suba en lo que se consideran homicidios esclarecidos —es decir, los casos en los que hay un imputado identificado, esté o no detenido—, que apenas supera la mitad de los hechos.

Baja consecutiva. Por segundo año consecutivo se registra una baja en la tasa de homicidios dolosos en el departamento Rosario, más allá de que la cifra no arroje la misma lectura en el ámbito municipal. Luego del tremendo pico de 2013, con 271 casos que dispararon la tasa, en 2014 se contaron 250 y el año pasado 224.

Sin embargo, los números siguen siendo altos teniendo en cuenta que en 2012 se registraron 182 casos y en 2010 hubo 125. Muy lejanos parecen los tiempos en los que los hechos apenas superaban el centenar, como el período entre 2007 y 2010.

Como sea, conviene aclarar que la tasa de homicidios es un indicador de la violencia pero no el único. Basta con notar que en la Fiscalía Regional se estima que por cada asesinato concretado hay una tentativa y que muchos de esos casos no se convierten en homicidios por centímetros.

Por qué. El índice de esclarecimiento refleja lo referido a los motivos de cada crimen, teniendo en cuenta que hay 126 hechos en los que los investigadores en no pudieron establecer los móviles.

Si bien esa circunstancia torna relativo el resto de los porcentajes, por el momento se puede aseverar que 28 homicidios del año pasado fueron cometidos en ocasión de robo, algo más de diez en riñas, al menos trece con personal de las fuerzas de seguridad involucrado y 40 de los que se denominan producto de conflictos interpersonales. Asimismo, al menos cinco casos se investigan como crímenes pasionales.

   En cuanto a los medios empleados para matar, si bien los hechos perpetrados con armas de fuego siguen siendo la mayoría (163 en 2015 contra 186 en 2014) en proporción hubo más casos cometidos con arma blanca: 45, cifra que incluso supera los 43 de 2014. En tanto, fueron 16 hechos en los que los homicidas golpearon o quemaron a sus víctimas.

Meses y zonas. Respecto de los meses del año, la tradicional baja de los homicidios durante el invierno sigue vigente. Entre abril y agosto de 2015 los hechos disminuyeron. Enero volvió a ser el mes con más casos registrados (27) y en julio se registró menos de la mitad (11).

   Y en cuanto a las zonas (ver aparte) el sur de la ciudad de Rosario sigue siendo la más comprometida en cuanto a la cantidad de homicidios dolosos registrados.

   Pero la merma es considerable en lo referido al resto de las poblaciones del departamento Rosario. En Villa Gobernador Gálvez la reducción volvió a ser drástica: ya lo había sido en 2014, cuando de los 32 registrados en 2013 se pasó a 24 en 2014. Y el año pasado volvió a bajar más de la mitad, con once.

   También se redujeron los casos en Granadero Baigorria, donde en 2014 hubo diez y en 2015 fueron dos. En tanto, en Pérez hubo siete casos, uno más que el año anterior.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario