Policiales

Prisión preventiva por matar y quemar a una mujer que arrojó a un volquete

El homicidio de María del Rosario Vera, ocurrido el 4 de enero, estaría ligado al comercio de drogas. Su pareja, un policía preso, habría ideado el crimen.

Sábado 10 de Febrero de 2018

María del Rosario Vera fue aseinada y quemada el 4 de enero pasado y su cuerpo fue encontrado por dos chicos que revolvían la basura en un contenedor en Felipe Moré y Gaboto. Por el hecho ya había sido detenido un policía del Comando Radioeléctrico al que le imputaron la autoría intelectual del hecho y el jueves, una brigada policial capturó en una casa de zona noroeste a Néstor Hugo S., 46 años y concoido como "Huguito", sobre quien pesaba un pedido de captura nacional e internacional.

   Ayer el hombre fue sometido a una audiencia imputativa y las seis hermanas de María del Rosario entraron a la sala. Así doce ojos dispararon sus miradas de fuego y odio que atravesaron a "Huguito". El hombre, luego de dar sus señas particulares a la jueza Mónica Lamperti, eludió las miradas como si en ese lugar no hubiera nadie. El imputado muestra ojos afiebrados, es rápido para contestar y aseguró que llegó hasta "quinto grado". Vestido con una bermuda camuflada y una remera escuchó cada palabra y prefirió no declarar al término de la audiencia.

   El fiscal Florentino Malaponte, que investiga la causa desde su inicio, detalló los alcances de la pesquisa ante la jueza con el propósito de pedir la prisión preventiva por el plazo de ley y destacó la "autoría material" del imputado en el homicidio de María del Rosario. Luego develó la manera en que se encontró y encarceló a Nestor Hugo S.

Llamada anónima

"Unas horas después del crimen se recibió en el servicio 911 una llamada anónima que dio los detalles del homicidio y la persona que llamó dijo que no se identificaría por el terror que le daba ser reconocido como denunciante por el transero del barrio", en relación al imputado.

   Este hombre contó que Hugo S. vivía a menos de 100 metros de la casa de Vera y que "varios vecinos escucharon gritos en la casa de él y luego vieron como tanto el acusado como otras personas trasladaban un carro con algo tapado con una manta y que pretendían tirar eso, al parecer un cuerpo, sobre el tren que pasa en esa zona del asentamiento para que el cuerpo desapareciera de esa manera del lugar", argumentó Malaponte.

   El fiscal continuó con su relato y destacó que a esta primera declaración anónima se sumaron otras dos, de personas que prefirieron el anonimato, que le relataron que "el imputado es muy conocido en el barrio, lo apodan «Huguito», algunos indicaron que fue o es soldadito de un hombre que vende drogas y que es policía, y que se presume que es la persona que se entregó dos días después del crimen, el suboficial Andrés Nicolás M., sindicado en una audiencia imputativa como el autor intelectual del homicidio".

Mensajes de alerta

Antes de morir, Vera envió mensajes de texto a su familia en los que alertaba que su vida corría peligro. En uno de ellos culpaba a los soldaditos de "Martín" por lo que pudiera pasarle. Ese nombre era el que utilizaba el policía Andrés M., que trabajaba en el Comando Radioeléctrico desde 2014. El fiscal sospecha que el policía planeó el crimen de Vera.

   El 7 de enero pasado se llevó a cabo la audiencia imputativa en la que el mismo fiscal imputó al policía por "homicidio calificado por relación preexistente" y la jueza Hebe Marcogliese aceptó la calificación presentada para ordenar la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley, es decir dos años.

   En la audiencia de ayer Malaponte insistió en que "si bien tenemos indicios y no hay nada firmado, destaco que el imputado fue capturado en la casa de un conocido delincuente de la zona noroeste. En su casa de Felipe Moré y Gaboto se encontraron unas sogas y un martillo que pudieron ser usados para asfixiar y golpear a María del Rosario. Todo esto irá a pericia y tanto por la peligrosidad de fuga como por la posible interferencia a la investigación que pueda ejercer el imputado solicito la prisión preventiva por el tiempo establecido por la ley", disparó Malaponte.

No hay pruebas

En tanto la defensora oficial, Marianela Diponte, sostuvo que "no hay declaraciones concretas y mi defendido sólo tuvo una condena que cursó en el año 2017 por robo de un automotor. No está aún el resultado definitivo de la autopsia ni se peritaron los elementos encontrados en la casa del imputado. No hay rastros relevados que lo impliquen ni constaten la relación entre mi defendido y el policía implicado. Además, en el mismo barrio nunca tuvo denuncias".

   Ante ello, la defensora rechazó el pedido de preventiva y ofreció como garante al hermano de Néstor Hugo S. y una fianza de 10 mil pesos para que el hombre cumpla prisión domiciliaria.

   La jueza Mónica Lamperti escuchó a las partes tanto en los argumentos como las dúplicas de la defensa y el fiscal y resolvió que Nestor Hugo S, cumpla la "prisión preventiva por el plazo de ley".

Estaba en peligro

Una de las hermanas de María del Rosario salió llorando de la audiencia y admitió que la mujer, madre de 4 hijos, era pareja del policía y que buscaba en esos días un lugar donde guardar "droga, era mucha plata". Por otro lado la joven madre trabajaba en una "Copa de Leche" de barrio Belgrano y vivía con un plan de "4.100 pesos", como dijeron sus compañeras que ayer estaban en la puerta de Tribunales. Luego de haber sufrido violencia de género logró que le otorgaran "una casilla en la villa y eso la perjudicó" dijo la hermana.

   Según fuentes judiciales "a María el policía la culpaba de haberse quedado con una porción de estupefacientes y la amenazó varias veces, ella sabía del peligro que corría".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});