Policiales

Multitudinaria marcha por Gabriela: "Nadie pide muerte, queremos justicia"

Una multitudinaria marcha acompañó a la familia de Gabriela Núñez en el reclamo de justicia. La caminata partió desde la casa de la chica asesinada hasta el domicilio del principal sospechoso y se desarrolló sin incidentes. “Nadie pide muerte, nadie pide odio, sólo queremos justicia”, pidió Ernesto Núñez entre lágrimas.

Viernes 08 de Agosto de 2008

Una multitudinaria marcha acompañó a la familia de Gabriela Núñez en el reclamo de justicia. La caminata partió desde la casa de la chica asesinada hasta el domicilio del principal sospechoso y se desarrolló sin incidentes. “Nadie pide muerte, nadie pide odio, sólo queremos justicia”, pidió Ernesto Núñez entre lágrimas.

Familiares y amigos de Gabriela Nuñez, la chica asesinada de un tiro en la cabeza el martes pasado, marcharon por las calles de la zona oeste para reclamar el esclarecimiento del crimen. La policía dispuso un operativo policial que acompañó el recorrido de la marcha y también una especial custodia para la casa del sospechoso donde culminó el reclamo que se desarrolló sin incidentes.

Al llegar a la casa de Andrés Sosa, el principal sospechoso y el único detenido, el padre de Gabriela le pidió al chico "que confiese, que le de paz a su familia, que él diga que fue”.

En declaraciones a Canal 5, Ernesto Núñez dijo: “Ni mi esposa ni yo tenemos rencor, queremos pedir justicia en paz, queremos el esclarecimiento del hecho, nadie pide muerte de nadie pide odio, solo queremos justicia”.

Los amigos, compañeros de escuela y familiares de Gabriela Nuñez coparon la marcha, prendieron velas y llevaron pancartas con fotos y pedidos de justicia. El reclamo encontró distintas formas de expresión por momentos con aplausos y cánticos de reclamo para terminar frente a la casa de Sosa con el encendido de velas y un angustiante silencio.

La convocatoria fue a las 18:30 para reclamar justicia por el asesinato de la chica que ocurrió el pasado martes cerca de las 20 en Sucre al 1100.

El punto de encuentro y partida para la manifestación fue la casa de la familia de Gabriela en Carranza 1247 y la caminata se extendió por diez cuadras hasta la casa de Andrés Sosa, el principal sospechoso, en Nicaragua 1193.

Para la masiva convocatoria la policía dispuso un importante operativo policial que acompañó la marcha en todo su trayecto. Además la jueza de Instrucción Alejandra Rodenas ordenó custodia en el domicilio de la madre del principal sospechoso donde está previsto que finalice el recorrido en pedido de justicia.

Declaración policial. En tanto, la jueza Rodenas dijo a La Capital que en la investigación hay una sólida evidencia sobre numerosas situaciones que tienen que ver con el homicidio. Se refirió a varios elementos como la autopsia, el contenido de teléfonos celulares secuestrados, testigos y otros objetos incautados que darían una clara orientación de lo que ocurrió.

Además la jueza recalcó la validez de la declaratoria policial de Andrés Sosa: “Quiero preservar la actuación policial y judicial del interrogatorio sumario que se realizó con todas las formalidades, se tomó con el resguardo de garantías que prevé la ley", y señaló que el testimonio cobra fuerza en el marco de las demás evidencias que se ha recolectado en la investigación.

La aclaración de la jueza surge por los dichos de José Luis Vázquez, abogado de Andrés Sosa, quién estimó que existieron irregularidades en la toma de la declaración policial y evaluaba la posibilidad de pedir la nulidad de la misma. Andrés habría dicho que se le escapó el tiro que mató a Gabriela.

Además el joven ayer se abstuvo de declarar. Según su abogado no pudo exponer porque “presentó un estado psíquico alterado pero como el acto estaba en marcha, la única forma de darle cierra era decir que no estaba en condiciones”. Pero la jueza aclaró que "él pidió abstenerse y tras ello fue atendido por un médico a pedido expreso de su abogado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario