Policiales

Mataron de ocho balazos a un joven a la salida de un boliche céntrico

Fue a las 9.30 de la mañana en Maipú al 800, a pocos metros de la peatonal Córdoba. El crimen habría sido el desenlace de una pelea que se inició dentro del local bailable.

Domingo 25 de Noviembre de 2012

"Nunca había vivido algo así. Fue como salir de tu negocio a la vereda y aterrizar en la escena de una película donde se agarran a los tiros. Fue muy angustiante todo lo que pasó". El testimonio de una comerciante de Maipú al 800, a metros de la peatonal Córdoba, dio una aproximación de lo que aconteció ayer a las 9.30 de la mañana. Fue cuando dos grupos que salían del boliche bailable "Zoom" se tirotearon sin miramientos en el final de una pelea que se habría iniciado dentro del local. Como consecuencia del cruce de disparos Gustavo Serra, de 29 años, recibió ocho impactos de bala y murió tras ser operado en el Hospital de Emergencias. En la escena del enfrentamiento, que duró menos de tres minutos, se recolectaron vainas servidas calibre 40 y 9 milímetros.

A las 9.30 en el microcentro rosarino convivían los que terminaban una noche de juerga, los que realizaban caminatas despreocupadas en dirección a la zona ribereña y los que comenzaban la última jornada de trabajo de la semana. En Maipú al 800 hay media docena de negocios, tres bares, el ingreso a una galería de compras y cinco playas de estacionamiento, varias de ellas con cámaras de videovigilancia. Además, en la esquina está la señorial sede del Jockey Club y, desde la existencia de los carriles exclusivos, la parada de una decena de colectivos urbanos. El paisaje lo completa, frente mismo al boliche donde todo parece haber empezado, el "Palacio Chico Municipal".

"Entre las 9.30 y las 10 salen los que están en el boliche y entonces puede pasar cualquier cosa. Y pasó", explicó un joven que empezaba a esa hora su jornada laboral en un comercio de la cuadra. "Todo comenzó como una pelea normal, de las de todos los fines de semana. Algunos decían que eran travestis los que se peleaban. Y de un momento para el otro comenzaron los disparos. ¡Pla, pla, pla! Yo me tiré de cabeza detrás del mostrador. Era mucha la gente que miraba la pelea", relató el muchacho.

El auto rojo. De acuerdo al relato de media docena de testigos, dos grupos que salían del boliche "Zoom" dirimieron en la vereda un rencor que venía de antes. Si la pelea comenzó dentro del boliche o no, poco importó. Fuera del local, ante numerosos testigos, varios hombres pasaron de los insultos y los manotazos al candor de la armas.

Los vecinos relatan dos secuencias separadas por un par de minutos. La primera culminó cuando Gustavo Serra, empleado de General Motors, sin antecedentes penales y domiciliado en el barrio Las Delicias, escapó de la pelea y buscó refugio en el estacionamiento de Maipú 862, contiguo al boliche. "Lo que pude ver es que un auto rojo salió de la cochera y estacionó bloqueando el ingreso. Un tipo fue, baleó a un muchacho, se subió al auto y salieron por Maipú a todo lo que les daba el motor", explicó un comerciante.

Gustavo Serra quedó tirado dentro del estacionamiento, detrás de la cabina de expendio de tickets, a unos tres metros del ingreso con disparos en el mentón, la espalda, la ingle y cinco en las piernas.

El segundo tramo de la pelea comenzó cuando el auto rojo salía de la cochera. "Un muchacho salió a la vereda desde la cochera y sin problemas sacó un arma y empezó a dispararle. Fue como en una película. El muchacho, que estaba bien vestido, disparaba sin preocuparse por nada más que impactar al auto", describió una mujer. "El auto pasó la peatonal casi sin tocar el pavimento", agregó otro testigo.

Locura y temor. "El que le disparaba al auto rojo ni se despeinó. No le tembló la pera a la hora de tirar. Fue una locura porque disparó hacia la parada de colectivos. Uno de los mozos del bar (de la esquina) decía que un colectivo paró y varios pasajeros se bajaron y se tiraron al piso. Una chica que cruzaba la calle quedó aturdida y un auto la rozó y la sentó de culo en la calle. En la puerta del boliche tres minas no paraban de gritar. Una locura total", agregó un vecino.

Mientras la cuadra se sobreponía al plomo y locura, otro auto, color bordó, ingresó a la cochera donde yacía Serra. Sus ocupantes lo cargaron en el asiento de atrás y lo llevaron al Heca. Después llegó la policía.

Serra ingresó directamente a quirófano del Heca en grave estado y falleció horas más tarde. Los motivos del ataque se desconocen y si bien los pesquisas no se animaban a descartar ninguna hipótesis, la residencia de algunos de los involucrados al sur de avenida Uriburu colocaba en el escenario a una de las bandas más temidas y representativas de los barrios Las Flores y La Granada. La investigación la lleva adelante la comisaría 1ª y la sección Homicidios bajo la tutela de la jueza de Instrucción Roxana Bernardelli.

"No fue en el bar"

Adolfo Aydar tiene 68 años y es el propietario de Zoom. Ayer el hombre declaró ante la policía y después contó lo ocurrido a este diario. Dijo que cerró el local “a las 6.30” y que cuando se encontraba junto a sus empleados “haciendo tareas de limpieza” escuchó “alrededor de nueve disparos” de arma de fuego. “Me acerqué a la puerta del bar para ver qué había pasado y me dijeron que los disparos se efectuaron en la cochera de al lado. Entonces llamé al 911 para que viniera lo más rápido posible”. Aydar comentó que no sabe si los involucrados en la balacera habían estado dentro de su bar y que tampoco conoce las identidades de esas personas.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario