Policiales

La notebook que usaba Cantero en Coronda ingresó hace un año

La notebook con conexión a Internet que tenía en su celda de Coronda Ariel Máximo "Guille" Cantero, uno de los líderes de Los Monos, fue ingresada al presidio más de un año atrás con...

Jueves 19 de Septiembre de 2013

La notebook con conexión a Internet que tenía en su celda de Coronda Ariel Máximo "Guille" Cantero, uno de los líderes de Los Monos, fue ingresada al presidio más de un año atrás con autorización para otro preso. Así lo afirmó el secretario de Asuntos Penitenciarios de la provincia, Pablo Coccocioni.

La constatación judicial de que varios de los principales miembros de esa organización seguían manteniendo comunicaciones entre sí desde sus lugares de detención impulsó el martes una serie de allanamientos en varios institutos penales y en casas donde había personas con prisión morigerada. Estas cuestiones fueron tratadas ayer en una charla entre el ministro de Seguridad Raúl Lamberto y otros funcionarios de su cartera con el juez de la causa, Juan Carlos Vienna.

Comunicados. El martes hubo varios hallazgos. En la celda 22 del pabellón 2 de Coronda, donde está Guille Cantero fue el más sugestivo: una computadora portátil marca CX y un flamante celular. La máquina tenía conexión a internet mediante un módem de la empresa Claro.

A su vez, en una de las requisas en la Alcaidía de Jefatura se halló un celular con su cargador en poder de Mariano Ruiz, acusado de ser uno de los inversores de la banda en el circuito legal del dinero producto de ilícitos. El aparato estaba en el pabellón de Francia al 5200 que Ruiz comparte con ocho presos. También se le decomisó un celular a la mujer de Ruiz, Lorena Schneider, en el penal de mujeres de la comisaría 4ª.

Otro allanamiento positivo fue en una casa de Pueyrredón al 600 donde cumplía prisión domiciliaria Celestina Patricia Contreras, madre de Cantero. Allí efectivos de la TOE hallaron dos celulares, uno de los cuales no había sido notificado al juzgado. Eso implicó la suspensión de la prisión morigerada.

Reunión. Estas anomalías impulsaron una reunión ayer al mediodía en el despacho de Vienna, quien recibió a Lamberto, Coccocioni, al secretario de Seguridad Matías Drivet y a los subjefes de la policía provincial, Raúl Ardiles, y de la Unidad Regional II, José Luis Amaya. También asistieron la jueza de ejecución penal Luciana Prunotto y otros dos magistrados que tienen causas vinculadas con Los Monos: Alejandro Negroni y Mónica Lamperti.

"Se están buscando alternativas para impedir que personas investigadas en la megacausa tengan comunicación con el exterior y pongan en riesgo la investigación. Además analizamos medidas que una vez implementadas garanticen una relativa eficiencia", dijo el ministro tras la reunión. Las medidas, dijo una fuente judicial, incluyen contemplar distintas modalidades de alojamiento y más rigurosidad de las requisas. También se analizó la incorporación de inhibidores para detectar el ingreso de celulares.

Fuentes judiciales señalaron que la ley de ejecución penal, que regula la vida interna de los institutos de detención, no establece en forma tajante qué elementos electrónicos no se admiten en los sitios de privación de libertad. "En rigor, no está prohibido ni permitido el uso de celulares", dijo un vocero oficial consultado por este diario. No obstante, el régimen disciplinario de esa normativa prevé como una falta grave tener artículos electrónicos sin autorización. "No está prohibido el uso de computadoras, pero sí el de celulares clandestinos en su tenencia", dijo Coccocioni.

Grave. Fuentes de la causa consideraron grave que algunas de estas personas tengan equipos que les permitan contactos con el exterior y así poder dar directivas para la continuidad del negocio ilícito que se les atribuye. "Esto no se puede permitir porque los imputados en la causa revisten peligrosidad procesal y todavía se están produciendo pruebas", explicó el portavoz consultado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario