POLICIALES

Imputaron a un joven por el homicidio de Maximiliano Isapi

El 6 de mayo de 2018 la víctima recibió un tiro en la cabeza en Empalme Graneros. Dos años y medio después un sospechoso quedó preso por el crimen

Jueves 26 de Noviembre de 2020

Fernando José O. tiene 26 años y los dos últlimos los pasó escapando de la policía. Lo buscaban por el crimen de Maximiliano Isapi, un chico de 18 años baleado en Empalme Graneros en mayo de 2018. Sin embargo, la huida se le terminó el martes pasado cuando agentes de la División Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) lo detectaron en la casa de sus padres, en Donado al 1200 bis y lo apresaron. Hoy el fiscal Alejandro Ferlazzo le achacó el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en concurso real y portación ilegal de arma de guerra y la jueza María Melania Carrara le dictó la prisión preventiva por el plazo de ley.

La madrugada del 6 de mayo de 2018 Isapi llegó a bordo de su Motomel 150 a un quiosco de Garzón y Génova en compañía de su prima. Allí encontró que unos jóvenes estaban discutiendo con un familiar suyo. Entonces trató de interponerse en el conflicto pero desde otra moto y un auto en el cual los agresores emprendían su escape le dispararon.

Maximiliano recibió un disparo en la cabeza y fue llevado hasta el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez a las 5.40 del domingo 6 de mayo de hace dos años en una ambulancia del Sies. Estuvo en terapia intensiva poco más de 24 horas hasta que falleció.

>> Leer más: "No tenía problemas, pero lo habían amenazado"

“Mi hijo no tenía antecedentes penales y menos problemas con nadie, era un chico común. Trabajaba con el padre y este año había dejado de estudiar”, contó entonces su madre, Andrea. A la vez que familiares del adolescente admitieron que “lo habían amenazado unos pibes de una bandita que se junta en Cullen al 1300 bis. Esos pibes y una familia de ahí siempre tienen problemas en el barrio”.

Tras una prolongada investigación y a partir de diversos testimonios, el personal de la AIC puso los ojos sobre Fernando José O. y salió a buscarlo. Lo localizó en la casa de sus padres, en Donado al 1200 bis donde lo detuvieron el pasado martes. Y hoy el muchacho fue sometido a la correspondiente audiencia imputativa.

La defensa de O., a cargo de los abogados Ignacio Carbone y Renzo Biga, sostuvieron que no habían podido conocer la evidencia presentada por el fiscal Ferlazzo “ya que hay parte del legajo que está reservada” y que un video que ofreció el representante del Ministerio Público de la Acusación como prueba “no podía ser visto por no haber copia del mismo”.

Asimismo, los abogados cuestionaron la investigación del fiscal y remarcaron que el allanamiento a la casa familiar del imputado no estaba uniformado y lo engañó diciéndole que tenían que llevarlo a una citación, pero nunca que iba a ser detenido. Por todo ello solicitaron que su cliente, de quedar detenido sea por un máximo de 30 día y si no que lo haga bajo un regimen morigerado y con salidas laborales dando los datos de los días y horarios en los cuales el muchacho está empleado.

Sin embargo el fiscal insistió en el pedido de prisión preventiva por el plazo de ley y manifestó que tanto el video solicitado por los defensores como el legajo en sí le serán entregados ya que recién asumieron la representación de O. un día antes de la audiencia. Incluso mencionó que el acusado está vinculado a seis expedientes que investigan distintas entraderas cometidas en la ciudad.

Finalmente, la jueza Carrara le dio la derecha a la fiscalía y ordenó la detención de O. por el plazo de ley por homicidio agravado por uso de arma de fuego en concurso real con la portación ilegítima de arma de fuego de guerra.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS