Policiales

El Ministerio de Seguridad investiga una denuncia de apremios ilegales

La denuncia de una mujer de 32 años y su hija, quienes dijeron que fueron vejadas por agentes policiales de la comisaría 8ª, se encuentra bajo investigación en la Secretaría de Control de Fuerzas de Seguridad.

Lunes 29 de Enero de 2018

La denuncia de una mujer de 32 años y su hija, quienes dijeron que fueron vejadas por agentes policiales de la comisaría 8ª, se encuentra bajo investigación en la Secretaría de Control de Fuerzas de Seguridad. Según indicó el Ministerio de Seguridad provincial en un comunicado, horas después de recibido un llamado de las denunciantes al 0-800-4443583 se entrevistó a la víctima y se implementó el protocolo de actuación correspondiente.

El caso salió a la luz el viernes en una nota que público este diario sobre un hecho del 11 de enero pasado. Según Mara Pascucci, ella y su hija menor de edad fueron vejadas y golpeadas por agentes policiales de la seccional 8ª. La mujer, de 32 años, denunció que fueron llevadas a la seccional desde su casa de Sabín al 1100 bis, donde minutos antes "entraron de chetos" buscando a un sobrino suyo.

Mara dijo que los policías les "robaron" varios objetos personales y electrodomésticos de los que tiene cada factura, ya que aún los está pagando. Al parecer todo se precipitó cuando ella comenzó a grabar con su celular cómo la policía golpeaba al chico.

Mara estuvo detenida varias horas en la seccional 8ª con sus hijos menores Damaris, de 16, y otros tres de 9, 11 y 12 años, cuatro. También pasaron diez horas tras las rejas un hermano de 16 y su sobrino de 18.

Según explicó ayer el subsecretario de Control de Fuerzas de Seguridad y Agencias de Seguridad Privada, Ricardo Giusepponi, "la víctima realizó la denuncia al 0-800-444-3583 (marcó la opción 1 donde se recepcionan reclamos respecto al desempeño policial) el 13 de enero a la mañana, y ese mismo día a través de Asuntos Internos se le tomó una ampliación de denuncia.

El funcionario remarcó que "el 0800 funciona a la perfección y, como queda demostrado en este y otros casos, la atención es inmediata y se actúa de la misma manera. A la denunciante se la convocó para ampliar la denuncia e inmediatamente se dio conocimiento a la Fiscalía de Violencia y Corrupción Institucional para que se sigan las actuaciones".

El funcionario indicó que también se convocó a un médico para que revise a la víctima y no se constataron lesiones. "El hecho es investigado por la fiscalía. Desde la Secretaria se ha solicitado la investigación administrativa de lo sucedido".

Giusepponi aclaró: "nosotros no prejuzgamos, simplemente lo que tenemos que hacer es actuar para que la fiscal determine o amplíe la investigación. El 0-800 funciona, está a disposición de todos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario