Policiales

Dos veces detenido, esta vez quedó tras las rejas

Lo arrestaron armado el lunes pasado y anteayer en la misma esquina. Ayer le imputaron portación de arma y le dieron 60 días de prisión preventiva

Martes 09 de Enero de 2018

Un joven de 23 años que fue detenido armado dos veces en cinco días en la misma cuadra del barrio Tablada fue imputado ayer de portación de arma de fuego de guerra, tenencia compartida de arma de fuego y encubrimiento. Se trata de Leonel Marcelo V., quien ayer fue formalmente acusado por el fiscal de Flagrancia Mariano Ríos en una audiencia en Tribunales en la que el juez Luis María Caterina le dictó prisión preventiva por sesenta días.

La segunda detención de Leonel V. causó malestar en el ámbito del Ministerio de Seguridad de la provincia. Es que el joven había sido detenido —junto con Javier M., de 22 años— el pasado martes 2 de enero en Chacabuco al 4100 con una pistola Beretta 765, dos chalecos antibalas y una máscara.

En esa oportunidad se indicó que el muchacho, según fuentes policiales apodado "Leo Loco", podía ser quien acompañaba a Alan Funes en el video que ese mismo día comenzó a circular por las redes (ver aparte) y lo mostraba disparando al aire con una ametralladora.

Además otras versiones deslizaban sospechas sobre la presunta participación de Leonel en un violento doble crimen ocurrido un día antes cuando dos personas fueron acribilladas mientras compartían una cena de año nuevo en la vereda de Grandoli y bulevar Seguí, hecho en el que además hubo tres heridos.

Sin embargo, la expectativa generada en el arresto no se tradujo en imputaciones. Leonel V. fue liberado un día después por falta de antecedentes y el fiscal de Flagrancia Rodrigo Santana pidió que se le abriera una causa por tenencia de arma de fuego de uso civil.

Cinco días después

Sorpresivamente, Leonel V. volvió a ser noticia el domingo último luego de ser arrestado en la misma cuadra. Según los partes policiales, personal del Comando Radioeléctrico que patrullaba la zona de Tablada escuchó una serie de detonaciones de arma de fuego y se acercó al lugar. A unos 50 metros, dijeron los voceros consultados, divisaron a un joven que "corría portando un arma de fuego y una mochila".

La persecución culminó cuando el sospechoso ingresó a una vivienda de Chacabuco al 4100 donde —"con autorización del propietario", aseveraron las fuentes— los policías ingresaron y detuvieron a Leonel V. En su poder, según los partes oficiales, el joven tenía otra arma de fuego: una pistola calibre 9 milímetros con numeración suprimida y diez cartuchos en el cargador. Pero además los uniformados le secuestraron una mochila donde hallaron 131 envoltorios de marihuana y 71 de cocaína.

Mientras el hallazgo de droga será investigado por la Justicia Federal, ayer a la mañana Leonel V. fue imputado en una audiencia ante el juez Caterina. Según fuentes judiciales, el fiscal Ríos le imputó la portación de arma de fuego de guerra, una tenencia compartida de arma de fuego y encubrimiento. Al respecto, este último delito tiene que ver con un chaleco antibalas que le encontraron, no se precisó si en el primero o en el segundo de los procedimientos en los que fue detenido.

"Retroceso"

Esta segunda detención fue la que causó malestar en la cartera de Seguridad a cargo de Maximiliano Pullaro, desde donde se expresó "preocupación por este tipo de situaciones" y se adelantó que el ministro prevé reunirse esta semana con el Colegio de Magistrados y con el Fiscal General de Santa Fe "para coordinar mejor este tipo de hechos".

"Este tipo de retrocesos merecen ser resueltos rápidamente", señalaron desde el ministerio, para agregar: "Este caso nos genera malestar. Estamos frente a delincuentes peligrosos, armados, que generan enorme daño a la sociedad. Que causan daño en los barrios. Se sienten impunes, y eso es inadmisible. Eso golpea a la sociedad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario