Policiales

Dos testigos describieron cómo asesinaron al Fantasma Paz

La mujer de la víctima y el cliente de un bar fueron voces clave en la reconstrucción del hecho por el que acusan al clan Cantero de instigación.

Sábado 28 de Diciembre de 2013

El sol primaveral vestía la tarde del sábado 8 de septiembre de 2012 cuando cinco balazos hicieron añicos la hora de la siesta en Entre Ríos y 27 de Febrero. Martín "Fantasma" Paz había sido ejecutado en su flamante cupé BMW blanca a la vista de su mujer y su pequeño hijo. Este crimen mafioso fue el que impulsó a la Justicia provincial a investigar el mundo de la narcocriminalidad, encarnada en la banda de Los Monos, lideradas por la familia Cantero. Ayer, 475 días después del brutal asesinato, dos testigos presenciales volvieron a la escena del crimen. Una era la viuda de Paz. la mujer que estaba sentada a su lado hasta su muerte. En base a sus testimonios se hizo la reconstrucción de la ejecución. Así pudo verse en al menos cinco secuencias como un sicario en moto aparejó a la cupé a metros del semáforo, se bajó y pulsó el gatillo matando al hombre conocido como el Fantasma.

"Había que determinar si había contradicciones entre los dichos de los dos testigos. Desde las posiciones en que estaban estas dos personas no se advierte una contradicción. Los relatos son perfectamente combinables. Ahora el juez es quien deberá valorar esta prueba", explicó después de la medida la fiscal Cristina Herrera.

Por la ejecución hay una hombre joven identificado bajo la imputación de ser el autor que está cumpliendo condena por otro hecho. Se llama Cristian Mario González y lo apodan Pato o Chino. Ayer no se lo llevó al lugar. "Ponerlo en la calle durante una medida abierta habría sido peligroso para él", sostuvo una fuente judicial (ver aparte).

"Entendemos que las pruebas que se han colectado en la causa de ninguna manera pueden señalar a nuestros defendidos como responsables del hecho luctuoso que se investiga. No hay ningún elemento de cargo que pueda siquiera por aproximación o por sospecha apuntar a miembros de la familia Cantero", indicó, por su parte, Carlos Varela quien junto a Adrián Martínez son los abogados de la familia Cantero.

Entre los imputados están Ariel Máximo Cantero, alías "el Ariel", su concubina Celestina Contreras, madre del fallecido Claudio "Pájaro" Cantero y Ariel Máximo "Guille", también dentro de los acusados. por el asesinato.

El Fantasma era cuñado de Pájaro Cantero, asesinado el 26 de mayo pasado a las puertas del boliche Infinity Night de Villa Gobernador Gálvez. El caso abre la causa 913/12 que es una de las de mayor relevancia institucional en la provincia por involucrar decenas de personas y hechos de extrema violencia

El asesinato. A las 8, personal de tránsito municipal y policías de la Inspección 3ª Zona y Judiciales cercaron la zona y desviaron el tránsito. Ante la mirada del juez de la causa, Juan Carlos Vienna; la fiscal Herrera; y los abogados Varela y Martínez, una Mercedes Benz 320 SL azul en reemplazo de la cupé BMW cero kilómetro, patente LQN294, que conducía Paz. La cupé fue colocada sobre Entre Ríos a la altura de la parada de colectivos 8654 y del restobar "Buono". El acto se centró en un espacio de 10 metros sobre Entre Ríos esquina 27.

A las 8.30 comenzó el acto. Brenda, la viuda del Fantasma Paz, se acomodó en el asiento del acompañante de la cupé. La hipótesis de la investigación es que el sicario en moto siguió a la pareja en la cupé valuada en 400 mil pesos poco más de 100 metros, ya que la pareja vivía a la vuelta por calle Ocampo.

En esta secuencia la fiscal Herrera le pidió al oficial de Criminalística a cargo de la filmación que realizara una toma desde el lugar donde estaba sentada la mujer buscando el ángulo de visión que ella tenía. Al costado de la cupé 320 se colocó una Guerrero 110 y quien manejaba se paró a menos de 50 centímetros del auto y, sin alcanzar a meter la mano por la ventanilla, imitó el gesto de la ejecución. La testigo, sometida a una experiencia extrema, tuvo dudas a la hora de diferenciar que tipo de moto era e indicó que el tirador disparó con la mano derecha.

Luego el auto se adelantó un par de metros hasta quedar en diagonal a la puerta lateral del restobar Buono. Ahí la moto que emparejó a la cupé fue una Yamaha YBR 250 negra, similar a la descripta por testigos el día del crimen. La YBR es más alta que cualquier moto de 110 y eso hace que el ángulo de los disparos sea diferente.

El otro testigo, que estaba en el bar, vio la escena desde la barra, a unos diez metros. Al oir los disparos hizo foco en la cupé e indicó que por el gesto que había hecho el sicario le pareció que había disparado con la mano izquierda. El testigo estaba tapado por el techo del auto. Esa fue el único punto de contradicción, no menor para los abogados de la familia Cantero, que se evidenció entre los testimonios de los testigos.

Herido de muerte el Fantasma condujo la cupé Mercedes por Entre Ríos, dobló en Gálvez y luego en Corrientes y finalmente se detuvo frente a la casa señalada con el 2663. Paz presentaba cinco orificios de bala calibre 9 milímetros: en el abdomen, el pecho, la espalda y dos en los brazos. Otra bala se encontró en uno de los faros traseros del vehículo.

El acusado del asesinato no estuvo

Cristian Mario González, alias "Pato" o "Chino", fue señalado como homicida de Paz por un testigo protegido. Tras el homicidio de Claudio "Pájaro" Cantero el 26 de mayo, en esa misma semana, en uno de los teléfonos intervenidos habla una persona que dice ser "Carlitos" e implora que "El Ariel" le consiga dinero. "Y le dice: «Soy Carlitos, el que con el Chino González matamos al fantasma»". González está preso en la cárcel de Riccheri y Zeballos

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario