Policiales

Detienen a dos agentes de la Policía Vial por pedirle 50 mil pesos de coima a un micro

Pese a que tenía todos los papeles en regla, el chofer denunció que no hubo manera de convencer a los agentes policiales para seguir viaje a Capital.

Sábado 24 de Julio de 2021

Agentes policiales destinados a la Agencia de Seguridad Vial fueron detenidos la tarde del viernes por cobrarle 50 mil pesos a un grupo de turistas que viajaba en un ómnibus desde la provincia de Jujuy a Buenos Aires con la excusa de que no tenían los papeles en regla y que solo así podrían continuar su marcha. Para lograr su cometido los uniformados simularon un control vehicular en el cruce de la ruta nacional 34 y la avenida de Circunvalación, en el acceso noroeste a la ciudad.

De acuerdo con voceros del Ministerio de Seguridad de la provincia, la investigación estuvo a cargo del personal de la Agencia Control Policial luego de que les llegara el alerta a través de una denuncia al 0800-444-3583, la línea gratuita que cuenta Santa Fe para denunciar los abusos de los uniformados.

En ese marco, los pesquisas de la ex Asuntos Internos solicitaron a la fiscal de Flagrancia en turno llevar adelante algunas medidas para esclarecer el hecho, y entre ellos entrevistaron al chofer del micro perteneciente a una empresa de turismo. El chofer les relató que viajaba desde Jujuy con destino a la ciudad bonaerense de Zárate cuando personal de la Policía de Seguridad Vial santafesina a bordo de un móvil oficial le hizo señas para que detuviera la marcha en la intersección de la ruta 34 y la avenida de Circunvalación.

En ese lugar, tras algunos requerimientos de papeles y preguntas de rigor, los uniformados le exigieron la suma de 50 mil pesos para que pudiera continuar circulando. En ese marco, el chofer dijo que tenía todos los papeles en regla pero que no pudo convencer de ello a los uniformados por lo que entre los pasajeros tuvieron que juntar el dinero y pagarle a los policías.

Tras ello fueron escoltados por el mismo móvil hasta pasar el peaje de General Lagos sobre la autopista Rosario-Buenos Aires. Y esa acción no parece improvisada porque el objetivo fue que el ómnibus no ingresara a la ciudad para radicar la denuncia y que retomara la ruta después de la estación de peaje donde también suele haber controles policiales.

Tras recibir la denuncia, los pesquisas se presentaron horas más tarde en la base de operaciones de la Policía Vial en Rosario con una orden de la fiscal Karina Bartocci con el objetivo de requisar el lugar y observar el libro de guardia para saber qué móviles estaban en los controles a la hora denunciada por el chofer.

Mientras estaban desarrollando ese trabajo arribó a la base una de las camionetas de la fuerza y ante la sospecha de que sea la apuntada por los damnificados los investigadores procedieron a revisar el vehículo y exigirle las pertenencias a los dos suboficiales que arribaron. Así encontraron el total del dinero exigido, entre ellos 600 dólares que habían sido parte del pago hecho por los turistas.

Según fuentes oficiales, tras el procedimiento ambos suboficiales quedaron detenidos e incomunicados hasta la realización de la audiencia imputativa donde se conocerá la responsabilidad que se les atribuya en el hecho, y además se les abrió un sumario administrativo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario