Policiales

Cuatro ladrones amenazaron con matar a tres chicos al asaltar el restaurante Capri

Sucedió anoche en el local ubicado en Rodríguez y San Luis. Con absoluta crueldad, los delincuentes apuntaron sus armas contra un bebé y contra dos chicos con síndrome de Down. 

Jueves 08 de Enero de 2015

Cuatro delincuentes irrumpieron anoche en un conocido restaurante de Rosario y luego de amenazar con matar a tres chicos huyeron con el dinero de la caja y con las pertenencias de las 22 personas que estaban en el lugar.

Según un adelanto del programa "El primero de la mañana" de La Ocho, el asalto se produjo alrededor de las 23 en el restaurante Capri, ubicado en la esquina de Rodríguez y San Luis. En ese momento había 22 comensales y el atraco duró unos diez minutos.

De acuerdo a las primeras informaciones, los ladrones se las ingeniaron para ingresar a pesar de que el restaurante trabaja a "puerta cerrada" por cuestiones de seguridad.

Los hampones aprovecharon que una clienta del local salía a la puerta a fumar. Fue en ese momento en que la banda, amparada en la escasa iluminación que hay por calle Rodríguez, dominó a la mujer, poniéndole el caño de un arma en el cuello, e irrumpió en el salón.

Una vez adentro, dos de los maleantes se dedicaron a recolectar las pertenencias de valor de los comensales, otro se quedó frente a la caja registradora para que nadie llame a la policía y un cuarto integrante de la gavilla se quedó en la puerta en función de "campana".

La tensión en el lugar aumentó cuando uno de los delincuentes decidió dejar en paz a la mujer y levantar a un bebé que estaba en un cochecito junto a sus padres para amedrentar aún más a las víctimas.

Según contaron testigos del hecho, en ese momento fue activado un botón de pánico del sistema de alarma y por ese motivo comenzó a sonar un teléfono. Eso puso más nerviosos a los hampones, quienes entonces apuntaron sus armas contra dos chicos con síndrome de Down para presionar con más crueldad a las víctimas.

Además del dinero de la recaudación, los delincuentes se llevaron todas las pertenencias de cada uno de los 22 clientes y la policía llegó unos 20 minutos después.

 

.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS