Policiales

Allanan tres cárceles tras detectar lazos entre traficantes rosarinos presos

Captaron llamadas entre un miembro de Los Monos y un hombre del barrio 7 de Septiembre detenido hace un mes. Hubo 30 allanamientos.

Martes 18 de Junio de 2019

Los contactos verificados que enlazaban a un detenido que integró la banda de Los Monos con un hombre de barrio 7 de Septiembre que está preso por hechos de violencia motivó allanamientos en tres unidades penitenciarias. En ese marco distintas fuerzas de seguridad irrumpieron ayer en las cárceles de santafesinas de Coronda y de Piñero y en la bonaerense de Ezeiza para requisar celdas en procura de evidencia de comercialización de droga tramada en esos presidios y desarrollada en distintas zonas.

Los procedimientos habían empezado el viernes con un total de treinta allanamientos en distintos domicilios de Rosario en los que se vendían estupefacientes y en Funes, donde los fraccionaban.

El "Toro"

Según la investigación de la Justicia Federal de Rosario que detectó lo que ocurría, uno de los hombres que entablaban el contacto era un detenido vinculado a Los Monos que no fue identificado. El otro es Gustavo "Toro" Martinotti, un ex barrabrava de Rosario Central que estuvo imputado de diversos hechos delictivos.

Hasta hace un mes Martinotti atendió una verdulería familiar en Martínez de Estrada y Sánchez de Loria. Allí fue apresado en mayo pasado acusado de balear el frente de la casa de su hermana, que lo denunció por comerciar con drogas. Al momento de detenerlo junto a otras cinco personas, la Policía de Investigaciones (PDI) reportó que le habían incautado media docena de armas de fuego, un kilo de droga y vehículos.

Allanamientos

Las acciones relacionadas con la comunicación entre las dos cárceles fueron concretadas por la División Antidrogas de la Policía Federal de Rosario. Empezaron el viernes a la tarde, cuando según fuentes de la causa los policías interceptaron en Fraga y José Ingenieros un vehículo al que seguían debido a que tenían la sospecha de que realizaba venta de droga en la modalidad delivery.

Este primer procedimiento derivó en varios allanamientos pedidos por la fiscal federal Nº 3 Adriana Saccone, que se concretaron durante la tarde y la noche del viernes. Varios se realizaron en Funes. Tenían como objetivo dar con el proveedor de la droga que es un hombre de nacionalidad peruana afincado en esa ciudad.

Los operativos dieron paso a la detención de esta persona a la vez que el secuestro de dos kilos de cocaína así como un lote pequeño de marihuana ya fraccionada y lista para su venta.

Los investigadores confirmaron que uno de los domicilios de la ciudad de Funes era utilizado exclusivamente para fraccionar la droga y prepararla para su venta. Cuando ingresaron los efectivos observaron sobre la mesa una gran cantidad de droga y envoltorios en proceso de ser preparados.

La cantidad de droga secuestrada afianzó la idea de que detrás de este comercio se movía una organización que proveía a otro grupo también dedicado al tráfico y a la distribución minorista de drogas en el barrio 7 de Septiembre y en la zona del Mercado Central de Fisherton.

Por esa razón los operativos iniciales del viernes fueron mantenidos en secreto para darles continuidad ayer. Desde temprano se concretó una veintena de allanamientos en Rosario y en las cárceles de Coronda, Piñero y en el penal de Ezeiza.

Uno de los alojados en Coronda que interesaba a los investigadores era Martinotti, de 46 años, cuya celda de detención fue allanada. Según la pesquisa el Toro tiene vínculos marcados con Los Monos y con miembros de esa estructura que se encuentran en las otras dos cárceles allanadas.

Mensajería

Fuentes de la investigación revelaron a este diario que el preso de Ezeiza y Martinotti se comunicaban a través de la esposa de uno de los miembros de Los Monos, que recibía directivas por parte de su marido, que estaba detenido. En base a ese contacto el Toro les transmitía instrucciones a sus enlaces en barrio 7 de Septiembre, a la vez que controlaba el vínculo con los proveedores de la droga, los distribuidores y las personas implicadas en el microtráfico.

Los policías federales también secuestraron elementos usados para "estirar" la droga y varias armas cortas y largas, cuyo número no indicaron, "algunas de alto poder de fuego". En total hubo 30 allanamientos con diez detenidos que serán indagados en el juzgado federal Nº 4.

Denuncias familiares

Martinotti fue apresado el 3 de Mayo luego de intentar escapar en su departamento de Schweitzer al 7900, donde se secuestraron cuatro pistolas: dos calibre 9 milímetros, una calibre 40 y una 11.25, así como más de 200 municiones de distinto calibre.

Días antes del operativo el Toro había sido denunciado por su hermana Marisa como quien había baleado el frente de su casa de Fresno al 7900, en el mismo barrio 7 de Septiembre, así como su auto.

El marido de Marisa, Juan José Benítez, fue condenado a cuatro años de prisión en el mismo juicio que terminó con la sentencia de nueve años Alberto "Tuerto" Cárdenas, un conocido comercializador de estupefacientes de esa zona. `

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario