En fase tres

Mar del Plata vive su momento más duro: récord de contagios y desempleo

Los infectados casi llegaron a 500 diarios. La deocupación alcanza al 26 por ciento

Sábado 26 de Septiembre de 2020

Mar del Plata vive su momento más duro desde el inicio de la epidemia del coronavirus. El viernes la cifra de contagios marcó un récord en la ciudad, 477 infectados diarios, con lo que el registro desde que comenzó la pandemia superó los 11.000 casos.

Pero otras cifras revelan un panorama desalentador: el desempleo alcanzó en los primeros tres meses de la pandemia el 26%, porcentaje que se traduce en 65.000 personas sin trabajo. El índice oficial del Indec duplica la media nacional, es el más alto del país y el más alto que la “Ciudad Feliz” haya registrado alguna vez.

En fase 3 desde el 29 de agosto, en principio el retroceso iba a ser por 10 días para aplacar el nivel de contagios, pero lejos de ello semana a semana las cifras sostenidas de suba de contagios hicieron que el gobierno bonaerense confirme a la ciudad en la misma fase. Razones no faltaron: al 29 de agosto los fallecidos eran 62; el viernes sumaron 191 en total.

El retroceso implicó el cierre de todos los locales gastronómicos, los que habían abierto a partir de decreto impulsado por una comisión de reactivación económica, igual que los gimnasios y natatorios y los locales comerciales que en esos días podían, de acuerdo a su capacidad, atender al público dentro de los locales. Shoppings y galerías están cerrados.

El comercio continúa abierto, pero los clientes pueden llegar hasta la vereda; los gastronómicos funcionan con servicios de delivery y take away, y como ha ocurrido en otras ciudades, con esa sola ecuación sus números no cierran. Uthgra, el gremio de los gastronómicos, en un piquete en la Costa que organizó esta semana reveló que a esta altura por lo menos 100 locales debieron cerrar definitivamente.

Los propietarios, los empleados, están desesperados. El viernes, la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica pidió a los concejales la aprobación de proyectos que permitan reabrir la gastronomía al aire libre en Mar del Plata.

Luego del índice de desempleo abrumador, el intendente Guillermo Montenegro está de acuerdo en la necesidad de las aperturas. Pero el gobernador Axel Kicillof impulsa todo lo contrario.

El ministro de Salud, Daniel Gollán, y el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, en la conferencia en que anunciaron la nueva modalidad de registro de los fallecidos, volvieron a mostrarse preocupados por el escenario marplatense, y pidieron "medidas drásticas".

Gollán entiende que Mar del Plata debería hacer "un esfuerzo muy grande" de tres semanas para tener la perspectiva de un verano mucho mejor. Bianco sostuvo que no se sabe "cómo vamos a llegar a principios de la temporada" y que "la mejor situación sería que tratemos de minimizar la cantidad de casos en los destinos turísticos y eso implicaría dar un pasito atrás en cuanto a la circulación de personas".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS