Newell's

Un debut con altibajos

Lo mejor de Newell's fue la reacción anímica para remontar la desventaja y el poderío del juego aéreo. Pero fue flojo en el retroceso por las bandas y sus delanteros no pesaron.

Lunes 27 de Enero de 2020

Newell’s volvió al ruedo el sábado por la tarde en Sarandí y el empate 1 a 1 ante Arsenal entregó luces y sombras para el equipo que conduce Frank Darío Kudelka, una situación lógica por tratarse del primer partido del año y además con una pretemporada exprés en el lomo. Más que positivo fue el hecho de no perder de visitante habiendo tenido que remontar la desventaja inicial. Otro punto favorable fue el predominio en el espacio aéreo de toda la geografía. Y vale destacar que Maxi sigue aportando la cuota de picardía y efectividad que lo caracteriza cuando el equipo más lo necesita, virtudes que rubricó con el penal que generó y facturó. En tanto, en el debe estuvo el rendimiento apenas discreto de Mauro Formica y el pibe Moreno para apoderarse de la pelota, el escaso peso ofensivo de Leal y Albertengo y las dudas que por los laterales entregaron Gabrielli y Bíttolo. Por ello el DT tiene una larga semana de trabajo para aceitar la máquina de cara al compromiso del próximo lunes por la noche ante San Lorenzo, en el Coloso Marcelo Bielsa.

   Arsenal fue una buena medida porque a pesar de no tener grandes figuras es un equipo ordenado, utilitario y que siempre aprovecha al máximo cada licencia que le otorga el rival. Y más en Sarandí. Newell’s logró salir de pie del Julio Humberto Grondona apelando al carácter para responder en la adversidad y, a la vez, sabiendo que en el rubro "generación” y "pimienta” en los metros finales de la cancha se volvió con más preguntas que respuestas.

   Lo perdía con el golazo de Fernando Torrent y lo empató con el penal que “forzó” Maxi al hacer rebotar la pelota en la mano de Sbuttoni y la posterior conversión del capitán. Pero a la hora de ir a ganarlo no tuvo hilo en el carretel, tal vez producto del intenso calor de la tarde bonaerense.

   Vale la pena repasar las virtudes y defectos del rojinegro en la primera contienda del 2020 y pensando en lo que será la próxima visita del Ciclón.

Luces

* Poderío aéreo: Otra vez Newell’s ratificó sus credenciales de equipo temible por arriba en las dos áreas. Porque el mejor de la tarde en Sarandí fue Cristian Lema, un coloso por arriba para sacar todo en el área propia y también ganar con peligro en la ajena. Hasta Santiago Gentiletti metió un cabezazo que movió el horizontal. Así, cada pelota quieta a favor de Newell’s enciende la ilusión de convertir, aunque ante Arsenal no se concretó.

* Maxi siempre aparece: La Fiera volvió a ser decisivo para generar la chance de gol y la conversión leprosa, cuando Newell’s estaba en desventaja y era indispensable lograr rápido la igualdad ante del entretiempo.

* Reacción: Los rojinegros no sintieron el impacto del 0-1 que anotó Torrent y fueron a buscar la igualdad de inmediato. Siempre con más ganas y predisposición que ideas claras, pero al fin lograron el cometido y hasta pudieron quedarse con los tres puntos si hubieran acertado la puntada final. El empate fue justo.

Sombras

* Intermitencia con la pelota: Mauro Formica (en la derecha) y Aníbal Moreno (en la izquierda) no pudieron armar la sociedad futbolística que quiere Kudelka para tener bajo control las riendas del trámite. Por ello los rojinegros no lograron someter a Arsenal con buen juego y las principales complicaciones las generaron con los envíos aéreos.

* Delanteros en deuda: Ni Luis Leal, un poco más incisivo, ni Lucas Albertengo lograron pesar en los metros finales de la cancha y así Newell’s careció de profundidad. Corrieron mucho, se movieron, pero no se impusieron a sus marcadores en el mano a mano. Hay que decir que Rodrigo Salinas ya está en condiciones de reaparecer tras purgar dos fechas de sanción.

* Laterales dubitativos: Gabrielli y Bíttolo no estuvieron “cómodos”. Les costó cumplir con la función de clausurar su sector en el retroceso y además tampoco escalaron con peligrosidad. Deben mejorar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario