Scocco

Scocco, el último eslabón del gol entre Newell's y River

Nacho Scocco define su futuro entre Newell's y River. El atacante tiene antecesores de lujo que lucieron ambas camisetas

Miércoles 20 de Mayo de 2020

Ignacio Scocco está deshojando la margarita en cuanto a su futuro profesional. Y qué mejor que poder hacerlo en el aislamiento obligatorio por la pandemia del coronavirus, con la cabeza despejada de las urgencias de jugar todos los fines de semana y sin el goce o el sufrimiento de conseguir resultados cada fecha. Nacho medita con absoluta tranquilidad. Y lo hace rodeado de sus afectos, en su terruño, su Hughes natal, pensado con qué camiseta gritará los próximos goles. Y allí la cinchada del extraordinario centrodelantero tiene una cuerda con dos extremos bien definidos. De un lado, está seguir en el River casi invencible y multicampeón que dirige Marcelo Gallardo, que por delante tendrá la Copa Libertadores cuando la pelota vuelva a rodar. Y por el otro, aparece Newell’s, que sería el regreso a su primer amor futbolístico. Lo que sería el retorno al parque Independencia que lo vio consagrarse campeón en 2004 y 2013. Claro que Scocco actualiza una riquísima historia de los artilleros que lucieron las camisetas leprosa y millonaria. Nombres como Batistuta, Balbo y el Burrito Ortega, por ejemplo, engalanan este cruce de redes entre el Coloso y el Monumental. Vale la pena actualizar la novela de Scocco y, a la vez, repasar los jugosos antecedentes de los atacantes que defendieron la rojinegra y la banda roja.

   En el complejo escenario que vive la economía del fútbol argentino está claro que Newell’s difícilmente pueda incorporar jugadores en este receso, además porque cuenta con un plantel competitivo y con variedad y calidad en la mayoría de los puestos, que incluso terminó clasificando al equipo a la próxima edición de la Copa Sudamericana. Pero el deseo de repatriar a Nacho Scocco al Parque transita por otros carriles. Es un hijo de la casa que cuenta con el afecto de todo el pueblo leproso y su llegada sería celebrada por unanimidad como una excelente noticia.

   Newell’s le abre de par en par la puerta a Nacho y lo espera con los brazos abiertos. Por eso el delantero ya sabe que la dirigencia, el plantel y los hinchas leprosos están ávidos del retorno. Pero todos mantienen prudencia y respetan que la determinación final sobre los pasos a seguir es una decisión absolutamente personal del atacante de Hughes. Por eso el propio capitán y emblema rojinegro, Maxi Rodríguez, no se cansa de expresar su deseo de volver a tenerlo como compañero, como cuando coincidieron en la vuelta olímpica de 2013 en el equipo del Tata Martino. Aunque la Fiera jamás pondrá a Nacho entre la espada y la pared desde el discurso.

Nacho2.jpg
Scocco es un jugador emblema en el River de Gallardo.

Scocco es un jugador emblema en el River de Gallardo.

   Y no hay dudas de que la llegada reciente de Pablo Pérez también alimenta la ilusión de que el retorno de Nacho es posible. Hay que decir que el escenario de extensión “semestral” de los contratos si hay común acuerdo entre las partes podría influir en la decisión de Scocco.

   Porque si bien está claro que el delantero de Hughes tiene el deseo de ponerle punto final a su carrera en el Parque y tarde o temprano pegará la vuelta, tal vez ahora se tiente con jugar la Copa Libertadores de este año en River si la pandemia lo permite y recién regrese en 2021.

   Lo cierto es que Scocco hoy por hoy es el último eslabón de una notable cadena de centrodelanteros que usaron las camisetas de Newell’s y River a lo largo de la historia. Una nómina que arranca con el legendario Bernabé Ferreyra y hace escala en apellidos más recientes como Julio Zamora, Roque Alfaro, Abel Balbo, Gabriel Batistuta, Mauro Rosales, Walter Silvani, Ariel Ortega, Juan Esnaider, Santiago Salcedo, Cristian Fabbiani y David Trezeguet, entre otros, (ver página 3).

   Hoy Frank Kudelka en Newell’s quiere a Nacho y Marcelo Gallardo en River sueña con la continuidad del delantero.

   El contrato de Scocco y River culmina el 30 de junio, por lo que el final de la novela es inminente. Nacho tiene la pelota en los pies, habrá que ver si el golazo es rojinegro o millonario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario