Ovación

"No sé cuándo ni cómo volveré"

José Vizcarra describe el momento que atraviesa en El Salvador. "Encima que está todo muy incierto, lo que más me desespera es no estar con mi familia".

Jueves 26 de Marzo de 2020

Impotencia. Incertidumbre. Bronca. Dolor. Todo ese combo es el que envuelve al futbolista rosarino José Nicolás Vizcarra desde la soledad de El Salvador. "Encima que está todo muy incierto por el coronavirus, lo que más me desespera es no estar con mi familia", afirma sin filtro el delantero en el amanecer del diálogo con Ovación. "Lo grave es que ya no sé cuándo ni cómo volveré porque acá las fronteras están cerradas", agrega con cierto agotamiento mental, mientras cumple entre cuatro paredes el aislamiento social, preventivo y obligatorio en el país centroamericano.

"El pasaje que tengo de vuelta es para el 2 de junio. Imaginate cómo estoy. Parece una película de terror y suspenso todo esto", describe Vizcarra, quien se sumó a principio de año al Club Deportivo Aguila, pero tuvo poco rodaje "porque acá se jugaron solo 11 fechas hasta que la semana pasada se decretó el final del torneo".

El ex goleador de Central, antes de incursionar de lleno en el momento que vive en el país centroamericano ponderó "las grandes medidas que tomó nuestro presidente (Alberto Fernández), que fueron perfectas. A eso le sumo que tengo una gran tranquilidad por tener a un conductor nacional como tenemos ahora. Me da mucha calma saber cómo viene actuando a nivel sanitario. Ahora hay que ayudarlo porque la gente estúpida no colabora con la cuarentena y termina cagando a millones de personas. Me parece genial que se los castigue porque esto se terminará cuando la sociedad tome conciencia".

"El Salvador tiene hoy en día solo seis infectados y recién ayer (martes) se conocieron los últimos dos", relató José. "Creo que el presidente Nayib Bukele tomó medidas ejemplares. Decidió cerrar las fronteras cuando no se había registrado ningún caso. Trató de ganarle tiempo a la pandemia", abundó. "La cagada es que por un pelotudo el virus entró al país la semana pasada. Fue un loco que entró a la nación por un punto ciego, es decir, eludiendo todos los controles. Por suerte lo agarraron y ahora está en recuperación, pero hizo un gran daño interno, subestimó a esta enfermedad y se cagó en la sociedad, en sus propios compatriotas", apuntó.

Vizcarra describió que "una vez que detuvieron a esa persona, al otro día fueron más estrictos en todos los niveles. Y fue así que el fútbol decidió cortarse en 11 fechas jugadas. Se decretó un campeón (Once Deportivo) y un descenso (Jocoro) por cómo estaba el torneo en ese momento. Fue una locura, pero no hay vuelta atrás".

"Además se decretó cuarentena obligatoria para todos por 30 días por lo cual vivo encerrado en la habitación con aire acondicionado porque afuera la temperatura oscila entre 40 y 42 grados. No se soporta el calor. Encima estoy solo, por lo que se me hace más complejo llevar este aislamiento", remarcó antes de describir que "lo único que está permitido es que una persona salga de la casa solo para realizar compras al supermercados o para ir al hospital, nada más".

El atacante confesó que "justo ayer (martes) salí para ir al súper. Había poca gente, que a su vez mantenía la distancia recomendada de más de un metro entre sí en la cola para ingresar al local. En ese aspecto noto que hay una marcada conciencia de la ciudadanía porque solo salen para abastecerse, por necesidad".

"Creo que esa toma de raciocinio está vinculada a que por dentro saben que si los afecta la pandemia el sistema de salud colapsaría en pocos días porque no están muy preparados como en otros países. Por eso es que colaboran acatando las medidas que rigen. Ojalá en nuestro país copien esto porque veo pavotes moviéndose como si nada, sea paseando mascotas, queriendo ir de vacaciones o intentando hacer vida común", deslizó.

Lo que dejó sentado el experimentado delantero es que "psicosis no veo en la sociedad, pero sí una importante toma de conciencia y colaboración con lo que dispuso el gobierno".

Para el Chino no es sencillo estar en soledad. Sobre todo ante el constante avance del coronavirus. "Lo que me mata es la incertidumbre de saber que no sé cuándo volveré a mi casa porque acá estará todo cerrado. No entra ni sale nadie del país hasta el próximo 30 de abril. Y eso es en principio porque se comenta que las medidas podrían agudizarse los próximos días si el brote asciende", remarcó con impotencia.

"Obvio que sufro con todo esto porque además estoy a la distancia y me duele no poder estar con mi familia. Tengo a mi esposa y tres hijos allá, por lo cual sólo mantengo charlas mediante videollamadas. Sé que estoy comunicado, pero es no lo mismo", confesó con resignación.

"Ayer (martes) pude al menos ayudar a mi hija más grande a hacer la tarea. Fue mediante el celular pero pude colaborar con mi esposa, que está con los tres chicos sola y la veo que está como muchas madres, con trabajo y además ayudando a los hijos con los deberes del colegio", puntualizó.

Y agregó: "El pasaje que tengo de vuelta es recién para el 2 de junio. Imaginate cómo estoy. Camino por las paredes. La verdad es que ya no sé cuándo ni cómo volveré. Es una cosa de locos, que hasta suena raro, pero es así. Parece de película todo esto. Si bien hablé con el consulado, también es verdad que hasta el 1 de mayo, con suerte, no reabrirán el aeropuerto. Todo irá dependiendo de las medidas que vayan tomando desde el gobierno. A eso le sumo que debería cambiar la fecha de regreso del boleto que tengo, y a su vez habrá que ver si la aerolínea vuelve a operar. Todo es muy complejo desde donde lo mires".

José luego para la pelota y reflexiona con mayor profundidad. "Cuando lo pienso bien, la verdad es que me pregunto si está bien que vaya porque me van a pasear por varios lugares antes de hacer base en la ciudad. A eso luego le sumo que deberé hacer la cuarentena como corresponde, tomando todas las indicaciones y medidas dispuestas porque lo que menos quiero es generar un dolor extra de cabeza a mi familia. Me aislaría sin drama, total luego sé que podría estar en casa con mi esposa (Ivana) y mis tres hijos (Isa, Martina y Ciro). Todo es muy duro", concluyó el atacante, quien sufre a la distancia en soledad "porque ya "no sé cuándo ni cómo volveré a mi casa".

“Medidas presidenciales saludables”

A la hora de consultarle a José Vizcarra sobre cómo reaccionó el gobierno de Nayib Bukele a la crisis del coronavirus, el Chino no dudó un instante y valoró el rápido accionar del joven mandatario. “Tuvo un gesto que no se ve comúnmente en el mundo. Pensó en la ciudadanía ante todo y suspendió por los próximos tres meses el cobro de luz, agua, teléfono, cable e internet. También el pago de las hipotecas y los alquileres”, detalló el delantero. “Esto último no quiere decir que la gente no va a pagar nada. Representa que esos meses serán distribuidos a lo largo de lo que dure el contrato firmado en su momento”, acotó. Y resaltó: “También fue contundente con los posibles vivos. Como el país está destinando fondos a distintas donaciones dijo que al que toque un centavo, él mismo lo va a meter preso. La verdad es que son medidas presidenciales muy saludables para estos tiempos difíciles”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario