Ovación

Newell's, Central y Diego: Pasión, rivalidad y promedio

La llegada de Maradona a Gimnasia generó un nuevo escenario de altísimo voltaje pasional y de expectativa mundial en cuanto a la lucha por la permanencia. Leprosos y canallas son protagonistas de esta puja que ya conocían de antemano, pero que ahora sumó a un actor rutilante

Sábado 07 de Septiembre de 2019

La llegada de Diego Armando Maradona, el máximo ícono del fútbol mundial, a la dirección técnica de Gimnasia y Esgrima de La Plata generó una revolución a escala planetaria. Se puede decir que ahora y mientras dure la presencia del eterno número Diez en la ciudad de las diagonales el equipo tripero será uno de los que tendrá "mayor cantidad de hinchas y adherentes" en cada rincón de la Tierra. Pero hay que decir que este "fenómeno Maradona" tiene impacto directo en el presente de los equipos rosarinos. Porque el lobo justamente es uno de los clubes que dará férrea pelea por no descender, el mismo objetivo que comparten Newell's y Central en la presente temporada. Así, la batalla por la permanencia cambió rotundamente el escenario en cuanto al interés y la repercusión. Hoy esta puja acaparará toda la atención del mundo, incluso superando la expectativa por conocer quién será el campeón de la Superliga. El cimbronazo que provoca Diego mete en la ola de adrenalina a leprosos y canallas. Hay un nuevo escenario motivacional en el que tres de los protagonistas excluyentes son el Gimnasia de Maradona, el Newell's de Kudelka y el Central de Diego Cocca. Si había algún ingrediente emotivo que le faltaba al promedio, llegó ni más ni menos que Diego.

Siempre la llegada de Maradona a algún equipo argentino genera el lógico revuelo mundial y la expectativa se dispara a confines inusitados. Eso no es novedad. Pero esta ocasión es especial precisamente para Rosario. Porque Diego no estará en cualquier equipo, ni en cualquier circunstancia. Llega a Gimnasia para luchar por lo mismo que lo hacen Newell's y Central: mantener la categoría. Y en este minitorneo de varios equipos los clubes rosarinos son actores principales de una película a la que ahora se suma la actuación rutilante y también sorpresiva de Maradona.

Y, además, Diego y Rosario tienen un vínculo especial e inquebrantable. La ligazón principal la tiene evidentemente con Newell's, ya dejó una huella imborrable en su paso intenso, pero fugaz como jugador leproso. Diego disputó apenas cinco partidos oficiales con la camiseta rojinegra, de los cuales empató 2 y perdió 3, no convirtió goles y lo dirigieron Jorge Solari, Roberto Puppo y Jorge Castelli.

Claro que lo más trascendente del paso por el Parque fue la revolución que generó en el mundo leproso, sintetizada en aquel primer entrenamiento a estadio repleto del 13 de septiembre de 1993 que tuvo repercusión planetaria. Es más, Diego cada vez que puede saluda con afecto al club rojinegro que en un momento complicado de su carrera le abrió la puerta como jugador.

Pero también hubo un gran gesto de Diego hacia Rosario Central. Porque mientras estaba al frente del seleccionado argentino como entrenador, Maradona trasladó la localía de eliminatorias al Gigante de Arroyito por el apoyo que irradia el estadio. "A mí me gustaba jugar con la gente cerca, porque escuchás lo que la gente propone, para bien o para mal. Como acá tenemos todo para bien, creo que eso hará que los jugadores se agranden. La cancha de Central es ideal para meter a Brasil en un arco”, indicó Diego en la previa del cotejo entre Argentina y Brasil que se jugó el 5 de septiembre de 2009. Fue derrota albiceleste 3 a 1.

   Claro que está pasión e idolatría por Diego de gran parte de los rosarinos ahora tiene un capítulo impensado. Y es que en esta coyuntura leprosos y canallas están en la vereda opuesta de Maradona en cuanto a la lucha por evitar el descenso. Es más, por estos caprichos del destino el próximo domingo 15 de septiembre será el primer acto en continuado de esta nueva película por la permanencia.

   Porque abrirá ese superdomingo el Gimnasia de Maradona, a las 11, en el bosque recibiendo al último campeón Racing, dirigido por el Chacho Coudet. Luego todo el foco de interés se trasladará a Rosario, para el enorme clásico que se jugará en el Gigante, entre dos equipos que arrancaron de manera auspiciosa la temporada, como Central (invicto con 9 puntos en cinco partidos) y Newell’s (también con 9 puntos, pero en cuatro juegos disputados).

   Hoy Gimnasia marcha último en los promedios, diez puntos por detrás de Newell’s (un partido menos) y Central, en un minitorneo en el que también pujan por mantener la categoría: Central Córdoba de Santiago del Estero, Colón, Banfield, Patronato, Aldosivi, Estudiantes, Argentinos y Lanús (ver infografía).

   Con Diego, el verdadero foco de atracción de la Superliga y luego la Copa Superliga estará fundamentalmente en los promedios. En esta dirección apuntarán todos los flashes cada fin de semana. Con un Diego Maradona carismático que dirá lo suyo durante y después de cada partido y con los rivales directos protagonizando una saga de suspenso y emoción insuperable, con Newell’s y Central como protagonistas de tamaño espectáculo, en que hay muchísimo por ganar y por perder.

   A su vez, Newell’s recibirá a Gimnasia en el Coloso del Parque el próximo martes 29 de octubre, en lo que será el reencuentro formal entre Diego y el Coloso (fecha 11ª). Y el fin de semana del domingo 9 de febrero de 2020 está prevista la visita del lobo al Gigante para medirse con Central (fecha 20ª).

   Así, leprosos y canallas se juegan muchísimo como sabían de antemano. Lo que no estaba en el radar de nadie era la irrupción de un personaje estelar en la novela de los promedios. Ahora, Maradona, Newell’s y Central, entre otros actores, comienzan a escribir una nueva historia futbolística con un objetivo compartido: la permanencia.

Diego asume mañana, con público

Gimnasia se prepara para vivir el desembarco de Maradona a la La Plata cuando mañana, a las 14, dirija su primera práctica, con público en el estadio del bosque. Allí tomará las riendas del plantel tripero y sólo los socios tendrán acceso al estadio ubicado en 60 y 118, que con remodelaciones tendrá una capacidad para 24.526 espectadores. El nuevo entrenador del lobo está en contacto permanente con Sebastián Méndez, su ayudante de campo. “Tenemos un equipo largo, necesitamos ser más compactos”, lanzó Diego en una charla con el Gallego.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario