Ovación

Ledesma y Miño son los guardianes del arco de Paolo Montero

Jeremías Ledesma y Marcelo Miño hoy son las opciones que tiene el técnico Paolo Montero para cubrir el puesto

Jueves 20 de Julio de 2017

El arco de Rosario Central hoy está en manos de dos juveniles surgidos de la cantera del club: Jeremías Ledesma y Marcelo Miño. Es que finalizó el préstamo de Diego Rodríguez y por ahora la dirigencia canalla no pudo acordar un nuevo vínculo con el arquero de Independiente (ver pág. 5). Por eso, si el torneo arrancara mañana, los pibes serían las dos cartas que tendría Paolo Montero para ocupar un puesto tan sensible.

En la charla con Ovación a ambos se los vio con ganas. No los asusta la responsabilidad de ponerse debajo del arco auriazul.

El más "experimentado" es Ledesma. Porque ya tiene 24 años e hizo todo lo que debe hacer un arquero para tener una oportunidad. Sobre todo en un semestre en el cual los canallas no van a jugar copas internacionales y no tienen problemas con el promedio. Cuando se le preguntó sobre las expectativas dijo: "Uno siempre arranca motivado. Más allá de quién sea el que está arriba o abajo de uno. Venga o no un arquero de renombre, uno siempre tiene que entrenarse al ciento por ciento. Si uno busca las cosas en algún momento se van a dar".

¿Te ves atajando en la primera fecha del torneo?

No sé, falta mucho. A la hora de soñar obviamente que uno se ve atajando. Pero la realidad es que pueden pasar miles de cosas. Nadie sabe lo que nos puede deparar la vida.

¿Qué tiene que pasar para que te den la chance?

Hay muchas cosas en el medio, porque el puesto de arquero no es el mismo que el de jugador de campo. A nosotros nos lleva un poco más de maduración. Creo que recién ahora me veo maduro, con 24 años. No es fácil pararse y ponerse los guantes ante 40 mil personas todos los fines de semana. Uno va apelando a la confianza y a cómo lo ve el técnico. No sé cuándo me tiene que tocar. Lo único que hago es pelear para que ese día llegue y a partir de ahí tener la continuidad que uno pretende. Porque atajar un partido y después no hacerlo por varios meses es complicado. Yo apuesto al día a día para darle confianza al cuerpo técnico. Después, cuando me toque trataré de estar preparado para no salir. Lo que más quiero es atajar en el club en el que estoy hace ya una década. No es fácil irse a otro lugar o a otro país a buscar continuidad, dejando un lugar en el que uno está cómodo.

¿Este es el último tren?

No lo tengo muy claro. De acá a diciembre apunto a dar lo mejor para poder atajar y tener continuidad. Si llega fin de año y eso no ocurre sí podría buscar un nuevo horizonte para lograr la continuidad que pretendo.

¿Vas a ser el arquero en la Copa Santa Fe?

La verdad es que todavía no hablé y nadie vino a hablar conmigo. Si me lo ofrecen me encantaría atajar y si tengo la chance lo pediría porque mostrarse es lo mejor.

¿En la edición anterior te fue bien?

Más allá de que quedamos afuera creo que dejé una buena imagen y eso hace que hoy esté donde estoy. Si no, ya no seguiría en el club.

El oriundo de Pergamino está muy bien respaldado por Marcelo Miño. Con quien además tiene una amistad que va más allá del fútbol, ya que van juntos a entrenar.

Miño, que viene de atajar en el Mundial Sub 20, manifestó: "Estoy con muchas ganas que arranque el torneo. Hace mucho tiempo que me vengo preparando para esto, al igual que Ledesma, pero hay que respetar la decisión de Montero si quiere contar con otro arquero con más experiencia. Con Jeremías nos llevamos muy bien. Es un arquero que me encanta verlo entrenar porque para mí es un fenómeno. Además es muy buen compañero, de esos que te marcan las virtudes y también los defectos, algo que está bueno".

Y a la hora de hablar de sus características dijo: "Me veo muy parecido a Fatura Broun, que es un arquero que me encanta. Soy diestro y me gusta mucho jugar con los pies", finalizó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS