Ovación

Hizo los méritos para quedarse con todo

Newell's fue superior a Belgrano pero no logró plasmarlo en la red y sólo pudo empatar.

Domingo 16 de Septiembre de 2018

Por lo que entregaron futbolísticamente y por las chances que generaron uno y otro equipo frente a los arcos, no hay ninguna duda de que Newell's debió retirarse vencedor del Gigante de Alberdi. Porque la formación de De Felippe jugó con autoridad, se plantó en campo ajeno, manejó con criterio la pelota y dispuso de inmejorables chances de gol, en los pies de Leal y Fértoli, que neutralizó con reflejos de gato César Rigamonti, la gran figura de la tarde-noche en la Docta. Es cierto que Newell's no logró cortar la sequía de diez meses que arrastra sin vencer de visitante, pero el 0-0 de ayer por el formato del cotejo tuvo el sabor de una buena faena leprosa, claro que sin poder plasmar la supremacía en la red. Un punto que puede servir de apoyo para alejarse de los de abajo del promedio y para mirar con optimismo el futuro.

   Newell's jugó el mejor primer tiempo del semestre y debió retirarse ganancioso de la etapa inicial, claro que cada intento leproso chocó con las notables intervenciones del arquero pirata. La Lepra arrancó el juego decidido a cambiar el semblante de equipo débil y frágil que lo acompañaba cada vez que salía del Coloso. Y vaya si lo logró en los 45 iniciales. Porque generó media docena de chances netas de gol que fueron neutralizadas a puro reflejo por el guardameta celeste.

   Fue tan clara la postura rojinegra que a los 11 segundos de juego ya generó un córner a favor tras un centro de Amoroso. Una declaración de principios de lo que sería la intención leprosa en su excursión a la Docta. Es cierto que en el amanecer del juego también hubo un tiro de media distancia de Juan Brunetta que le abolló la carrocería al arco de Alan Aguerre, pero luego fue todo prácticamente del equipo de Omar De Felippe.

   Porque Bernardello y Sills se plantaron en campo enemigo y así Newell's se apoderó de la pelota en Córdoba. Y a partir de la movilidad de Figueroa en la conducción la Lepra fue para adelante. La Pantera Leal tuvo tres chances netas para abrir la cuenta y Rigamonti, a puro reflejo, le ahogó el grito por triplicado. Con el paso de los minutos el juego se fue picando y comenzaron las entradas fuertes. El Mono Quiroga hizo sentir el rigor en un par de intervenciones a pura suela y un ejemplo de la enjundia del trámite fue cuando el Cabezón Bernardello se llevó puesto al juez Diego Abal en el fragor de la lucha.

   Además, Newell's pudo irse arriba en el marcador al entretiempo por intermedio de Fértoli, que primero falló un cabezazo y luego remató cruzado abajo y volvió a lucirse Rigamonti. Al descanso. En el segundo tiempo Ñuls intentó mantener el protagonismo y en los primeros pasajes lo consiguió. Siempre jugando lejos de su arquero Aguerre. Pero desde el cuarto de hora el celeste se despertó y a la salida de un córner Lértora exigió abajo al uno leproso. De Felippe mandó a la cancha a Lisandro Cabrera por Leal. El partido se hizo dramático por el empuje de Belgrano y porque Ñuls seguía yendo al frente.

   Gran contra en la que el ingresado Formica cedió a Amoroso, que entrando como ocho remató desviado. Los jugadores empezaron a sentir el trajín y los arcos empezaron a quedar cada vez más lejos. Igual Torres, que también entró, y Formica lo tuvieron de cabeza, pero no lograron conectar.

   El final llegó ya cuando el sol se había escondido detrás de las cercanas sierras cordobesas. Ñuls estuvo a la altura y si bien no ganó se retiró con la frente alta del estadio. Jugando con la convicción y postura agresiva de ayer hay argumentos para creer en el equipo de De Felippe. Por el carácter para plantarse ante un rival chivo, saber generar chances netas de gol y buscar el triunfo hasta la última pelota. Bien esta vez por los rojinegros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario