Asociación Rosarina de Fútbol

El Torito tiene sentido de pertenencia

Jugadores referentes de la historia de Central y Newell's se hicieron eco de los 52 años de vida del club, semillero inagotable en el fútbol local

Viernes 21 de Agosto de 2020

Recuerdos, anécdotas. Ese fue el común denominador en la celebración de los 52 años de El Torito, el último 17 de agosto. En ese contexto, varios jugadores que vistieron la casaca naranja en el inicio de sus carreras se sumaron de esa manera a los festejos de la entidad de la zona norte y contaron sus vivencias. Eduardo Bustos Montoya, Germán Herrera y Nery Dominguez, todos ex Rosario Central. Y Roberto Sensini y Julio Zamora, ex Newell’s . Angel Di María actual jugador de PSG, quien disputará el domingo la final de la Liga de Campeones ante Bayern Munich, muestra con orgullo la camiseta que le hicieron llegar. Actualmente el club participa en la Rosarina con fútbol infantil (dos líneas), inferiores, primera división y fútbol femenino.

Eduardo Bustos Montoya

4221564.jpg.thumb[1].jpg
El Tati. Eduardo Busto Montoya recordó los años en el baby fútbol.

El Tati. Eduardo Busto Montoya recordó los años en el baby fútbol.

“Mi familia vivía en el club cuando jugaba en el baby. Hablar de El Torito es volver a recordar aquellos hermosos momentos que pasé con mis viejos. Después de cada jornada la gente se quedaba a disfrutar del club y eso no tiene precio. Había mucha amistad entre las personas que llevaban a sus hijos y muchas veces los resultados de los partidos quedaban en segundo plano. Con el club pude competir en el torneo internacional disputado en Chile y con el tiempo sigo viendo a varios compañeros de aquel viaje. Una de las anécdotas que siempre recuerdo es cuando con mis papás preparábamos todo para armar el bufet en la jornada de baby. El Torito es parte de mi vida. Estoy orgulloso de haber vestido esa camiseta”.

Nery Domínguez

76200836.jpeg.thumb[3].jpg
Emocionado.  Nery Domíguez siempre está pendiente con el club. Lleva un tatuaje del Toro en el gemelo de la pierna derecha.

Emocionado. Nery Domíguez siempre está pendiente con el club. Lleva un tatuaje del Toro en el gemelo de la pierna derecha.

“A El Torito lo llevo en mi corazón y tatuado en mi cuerpo. Pasé momentos imborrables. Era el club del barrio y por eso siempre está presente. Jugue varios años ahí y después pase a Rosario Central. Tengo muchos amigos. Cada vez que voy a Rosario me hago un tiempo para poder juntarme y recordar hermosos momentos vividos cuando compartíamos vestuarios y partidos de la Rosarina. En estos 52 años quiero mandarle un abrazo gigante a toda la familia de El Torito”.

Julio Zamora

5010956.jpg.thumb[1].jpg
Negro el 7. Julio Zamora contó sus anécdotas en el inicio del baby fútbol.

Negro el 7. Julio Zamora contó sus anécdotas en el inicio del baby fútbol.

“Tengo un gran cariño por El Torito. Fue el club donde aprendí a sentir el sentido de pertenencia. Estoy feliz de haber compartido todo el baby con la categoría 66. Fue un equipo imparable, daba gusto jugar en ese equipo y derrotar a los poderosos de ese momento. Se me viene a la memoria el Cholo Luna, el Negro Juan Osvaldo Yoya, Hilario Navarro, el Gallego Bravo y muchas personas que me dieron mucho afectos en mi adolescencia. Jamás me voy a olvidar del cariño que recibí cuando estuve en el club. El Torito es parte de mi vida y fue el primer club en mi carrera como futbolista. Una de las tantas anécdotas que siempre recuerdo jugando para el naranja fue cuando me llevaron a una prueba en Central. Ese día me dieron el okey para quedarme pero para jugar de 5. No me gustó la idea para nada y por ser hincha de Newell’s volví al club. Después me llevaron a Bella Vista, ahí me vio Jorge Griffa y quedé en las inferiores hasta que llegué a primera. Luego pasé a River, jugué en el Sabadell, Veracruz, Wisterman y cerré mi carrera en Platense. Pero El Torito nunca se olvida”.

Roberto Sensini

166018.jpg.thumb[1].jpg
Boquita: Roberto Sensini recordó cuando lo iban a buscar a General Lago.

Boquita: Roberto Sensini recordó cuando lo iban a buscar a General Lago.

“Recuerdo cuando me iba a buscar el Gallego Ernesto Bravo (fundador del club) en su Torino a General Lagos cuando tenía 12 años. Fue un hermoso momento en mi adolescencia en El Torito. Pude participar de varios partidos en el baby y en esa época las categorías del club eran muy competitivas. El club estaba entre los mejores de la ciudad, a la par de Central y Newell’s. Después pase a la institución del Parque Independencia y llegué a primera, pero siempre se me vienen a la memoria esos lindos momentos de haber vestido la camiseta naranja. Aprovecho este espacio para mandarle un fuerte abrazo al club en su aniversario”.

Germán Herrera

9373227.jpg.thumb[1].jpg
Chaqueño: Germán Herrera se refirió con mucha alegría sus inicios vistiendo la casaca naranja.

Chaqueño: Germán Herrera se refirió con mucha alegría sus inicios vistiendo la casaca naranja.

“El Torito tiene un significado muy especial en mi carrera deportiva. Fue el lugar donde le pegué por primera vez a una pelota y tuve a Daniel Díaz como técnico. En el primer año de baby me hicieron jugar de 2 y en los años siguientes fui delantero. Estuve 5 años ligado a ese club y pasé los mejores momentos cuando era pibe. Me venía todos los días de Ibarlucea para defender los colores del naranja. Después me fui a Central y pude vestír muchas camisetas de equipos importantes en el mundo pero la casaca de El Torito la llevo en el corazón”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario