Newell's

De Felippe sabe dónde está parado y busca refuerzos

El técnico busca experiencia y refuerzos a bajo costo porque la economía rojinegra está muy apretada y en el plantel tiene a pibes que aún les falta para aferrarse a la titularidad.

Viernes 20 de Julio de 2018

Omar De Felippe la tiene clara. No está loco, como pueden pensar muchos hinchas leprosos. Sabe dónde está parado. En qué Newell's se encuentra. Se puede estar a favor o en contra de que el entrenador pidiera que continuara en el plantel Juan Ignacio Sills, que le levantara el pulgar a Amoroso, que apostara por la incorporación de Leandro Grimi y que vea con muy buenos ojos la posible llegada de Iván Piris. Le faltaría un 9 grandote, de tamaño y edad, y podría gritar cartón lleno. ¿Qué busca? Experiencia. Y a bajo costo. ¿Por qué? En el plantel tiene muchos pibes, a pocos los ve preparados para sostenerlos en el primer equipo mientras los números de las tablas piden puntos para no temerle a la caída, y para pedir refuerzos sabe que desde la tesorería y el juzgado la chequera tiene un límite definido.

Los que pidió que se queden

Sills tiene experiencia y ya demostró que está para jugar en este Newell's. No le sobra, pero hoy es titular indiscutido. Si hasta fue capitán. Sabe qué pretende el DT en dupla con Hernán Bernardello (otro de gran experiencia, el 3 de agosto cumplirá 32 años). Lo puede utilizar también como alternativa en la defensa. Y hasta se banca ir al banco.

Amoroso cumple con requisitos similares, claro que mirando hacia adelante, por los laterales. Por algo en el torneo pasado se lo llevó Belgrano, otro equipo de primera división. Y jugó. Sin destacarse, es cierto, pero lo hizo en 17 de los 27 partidos. Por qué no darle otra chance. Difícil que la rompa, pero puede revertir la imagen. Claro que le va a costar más de la cuenta. Se fue mal. Insultado por los hinchas, los mismos que si ven un cambio en el jugador lo bancarán. Y, de última, también puede ir al banco.

Grimi llega con ganas de jugar en Newell's. De ganarse un lugar que no tuvo en Racing. Con la experiencia de sus 33 años. Y el extra de poder actuar tanto en la zaga como en el lateral izquierdo. Vale la polifuncionalidad. Además, también podría bancarse perder el puesto con el juvenil Joaquín Varela, que pasó de ser una grata sorpresa en su aparición en el clásico, que marcó aquel milagroso y muy oportuno gol del triunfo ante Arsenal en el inicio del torneo pasado, y que ya se mandó varias macanas en jugadas de pelota parada en su proceso de crecimiento y adaptación a la primera división.

Piris y sus 29 años, sumados en una campaña por equipos interesantes y con historial en la selección de Paraguay, es una apuesta interesante para el carril derecho que dejó San Román (no lució, pero cumplió en su estadía en el club) y que el pibe Facundo Nadalín intenta cubrir mientras crece. Lo mismo que del otro lado lo hace el juvenil Leonel Ferroni.

Ausencia de recambio arriba

Falta el 9 de área. El grandote que se la banque. El que pueda jugar junto a Leal o ir al banco como relevo. Llegó José Correia con el apodo de Zé Turbo, pero de arranque no parece ser un refuerzo sino una incorporación más, por las dudas. Una apuesta. Porque los pibes no dieron rápida respuesta. Ni Alexis Rodríguez, ni Milton Treppo, ni los Cabrera (Enzo y Lisandro) pegaron el grito diciendo "aquí estoy". Claro, tal vez lo hagan, pero por las dudas el DT pidió algo más. Y eso siguen buscando los dirigentes con muy poca plata en los bolsillos.

Experimentados hay varios más. También necesarios. Nelson Ibáñez, de 36 años, en el arco (ya sin Pocrnjic para pelear el puesto), Fabricio Fontanini (28) atrás, Víctor Figueroa (34) y Brian Sarmiento (28), cuando se recupere de la lesión, para la conducción ofensiva. Obviamente, Luis Leal (31) en ataque. Si hasta a Héctor Fértoli (pese a que tiene 23) ya se lo puede sumar a este grupo. También a Braian Rivero (22).

Las formaciones

Ibáñez; Piris, Fontanini y Grimi; Bernardello y Sills; Amoroso, Figueroa y Fértoli; Leal. Diez futbolistas con experiencia ubicados en una posible formación. Temperini; Nadalín, Varela, Luque y Ferroni; Torres, Rivero, Cacciabue y Rotondi; Enzo Cabrera y Alexis Rodríguez. Once que podría elegir el técnico con pibes del club.

Y más pibes que están buscando ser parte del plantel superior. Y los de la reserva. Y los de la selección Sub 20 (Aníbal Moreno y Enzo Barrenechea) que de a poco irán pidiendo pista porque no debe ser casual que los convocaran.

A todos estos futbolistas los tiene Omar De Felippe en su consideración, en el armado del Newell's 2018/2019 que debe pelear por algo más que una posición tranquilizadora de mitad de tabla para arriba. Tal vez no para pelear el título en la "apetecible" Copa Argentina, pero sí para intentar lucharla llegando lo más lejos posible (hoy está esperando rival en 16º de final). En la búsqueda de un afianzamiento mientras el club se ordena desde lo económico, que en el fútbol argentino cada vez tiene más influencia para estar en la zona de elite, de la que la Lepra quedó un poquito lejos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario