Rosario Central

Cocca: Central busca el consenso para evitar sorpresas

La dirigencia canalla pretende que los temas deportivos estén lo suficientemente claros antes de renovar el contrato, pensando en el fútbol que se viene

Viernes 12 de Junio de 2020

En un fútbol regido por cuestiones económicas, las deportivas suelen quedar relegadas a un segundo plano. En lo que tiene que ver con la renovación del contrato de Diego Cocca ambas aristas tienen su peso propio. Por supuesto para avanzar sobre una (la deportiva) primero fue necesario acordar la otra, pero los detalles de lo estrictamente futbolístico hoy no son menores. Esa fineza apunta a que en caso de seguir Cocca no haya ningún motivo, por pequeño que sea, que pueda desembocar en un contrapunto entre dirigencia y entrenador, como ocurrió en un par de ocasiones en el tiempo en que Cocca es el técnico canalla. ¿Sobre qué bases se trabaja? Pensando en que el que se vendrá será un fútbol totalmente distinto, en el que no será un negocio confiable hacer apuestas osadas. Central está armando una estrategia deportiva y el pensamiento del entrenador deberá ir en consonancia. Esto es, que se acuerden de antemano cuáles podrán ser los pedidos alcanzables en lo que hace a ventas y contratación de refuerzos y, si se quiere, hasta promoción de algunos chicos de las divisiones inferiores. Para ayer había una charla prevista con el DT y su representante, Christian Bragarnik, pero la misma se pasó para hoy y si bien nadie siente por el momento el apuro por definir el tema es un hecho que la toma de una decisión no irá más allá del fin de semana. Eso sí, en caso de un imprevisto y que Cocca no siga, el consenso con el sucesor ya está: el Kily González.

   En principio aquel gran impedimento económico que surgió en los últimos días ya estaría saldado. Cocca estaría dispuesto a una rebaja salarial en su nuevo contrato y es por eso que el foco se trasladó a lo deportivo. En una situación normal por ahí el acuerdo ya habría llegado, pero el momento que se vive es totalmente distinto.

   En esa reestructuración presupuestaria Cocca no queda afuera, pero estarán adentro muchas otras decisiones. Estas charlas que se tienen pendientes apuntarán a que haya una claridad tal sobre todos los temas para que en el futuro no surja ningún "martes 13". Por ejemplo (son eso, simplemente ejemplos), Cocca puede solicitar que no le vendan jugadores y el club plantearle que prácticamente será necesario concretar la transferencia de un futbolista y quizá hasta más de uno; el técnico puede pedir también que si ello sucede arribe un reemplazo de jerarquía y la dirigencia tranquilamente invitarlo a que les dé mayor participación a los chicos del club. Y como esas otras tantas situaciones. ¿Para qué? Primero por la asfixia económica que atraviesa el club (la misma que sufren la mayoría de las instituciones del fútbol argentino), pero fundamentalmente para que no se repitan escenas del pasado.

Diego.jpg
Diego Cocca deberá tenderle una mano a las pretensiones de Central.

Diego Cocca deberá tenderle una mano a las pretensiones de Central.

No quiere decir que estos temas se pongan sobre la mesa, pero, otra vez, sirven como ejemplo. A fines de agosto de 2019 y ya con el torneo en marcha, Central vendió a Maximiliano Lovera al fútbol de Grecia y esa misma noche Cocca, disconforme con la operación, amenazó con dar un paso al costado. Un par de meses más tarde, en el inicio de la pretemporada de enero 2020, lo primero a lo que hizo referencia el entrenador fue que ya no contaba con “tres jugadores titulares”, en relación a las ausencias de Nahuel Molina (retornó a Boca), Miguel Barbieri (se fue a Xolos de Tijuana, México) y Leonardo Gil (a Arabia Saudita). Lo hizo con cierto enojo y marcando la cancha para que se revierta la posibilidad de transferir también a Jeremías Ledesma, por quien había una negociación abierta con San Lorenzo.

   Cosas como estas son las que se tratarán de evitar y en ese sentido girarán las “cuestiones deportivas” que, aducen, todavía no se definieron.

   Una fuente allegada a la negociación insistió con que hay “predisposición” de ambas partes, sobre todo del entrenador, quien ya parece haberse amoldado a las disponibilidades económicas del club.

   Quizá con una charla más alcance o tal vez hagan falta más de una, pero lo que está claro es que esos detalles relacionados con lo deportivo serán vitales para que nadie se vea sorprendido.

Si no prospera, será el Kily González

Que la negociación con Diego Cocca se mantenga viva obedece a un deseo de parte de la comisión directiva de lograr la continuidad del actual entrenador. Lo mismo ocurre del lado del DT. Igual se sabe que en fútbol siempre hay lugar para imprevistos y en caso de que el acuerdo no llegue, el nombre del reemplazante estaría definido: Cristian González.

Todos creen que Cocca seguirá pero por una cuestión de previsión hay quienes imaginan el peor escenario. En ese caso no habría dudas respecto a que el Kily es el indicado para tomar las riendas del equipo. Hoy al frente de la reserva, el Kily sabe que tarde o temprano tendrá su chance y desde la dirigencia no están dispuestos a salir a buscar algún otro técnico de apuro. La chance será para alguien del club.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS