Central

Central y Atlético guardan las mejores piezas para la semifinal de la Copa Argentina

El canalla y el Decano guardan las mejores piezas para la semifinal de la Copa Argentina que se jugará el viernes en Formosa

Sábado 04 de Noviembre de 2017

No andan con vueltas. Cada cual atiende su juego sin mirar en el espejo del rival. Central y Atlético Tucumán se presentarán esta tarde en el Gigante por la 8ª fecha de la Superliga. Pese al irregular andar que vienen exhibiendo, ambos pondrán a la vera del río Paraná una alineación prácticamente alternativa. El objetivo es sencillo. Los dos apuntan para el mismo lado. Es decir al decisivo encuentro que sostendrán el próximo viernes 10 en Formosa, donde estará en pugna nada menos que el pasaje a la final de la Copa Argentina. Es por esa sencilla razón que tanto los canallas como el Decano se guardaron las mejores piezas para esa especial y tan esperada velada.
   A la hora de pegarle un vistazo a la tabla de posiciones del fútbol local sobresale que lo números son flaquitos en Arroyito. Sin embargo, Paolo Montero y compañía no necesitan venderle al hincha espejitos de colores para dejar sentado cuál es la meta a corto plazo. Menos a esta altura del año.
   Llegar a la final de la Copa Argentina es la misión auriazul de la inmediatez. Por eso el entrenador uruguayo optó por darles hoy rodaje solamente a José Luis Leguizamón y Marcelo Ortiz, quienes también formarán la dupla de zagueros cuando sea el turno copero.
   El resto de los apellidos de grueso calibre se quedará trabajando y puliendo detalles en el country. Porque en Formosa tendrán prohibido ceder. Sobre todo porque las consecuencias podrían ser terribles para la estabilidad canalla en todos los órdenes del club.
   Pero en Tucumán también hay coincidencia. Ricardo Zielinski pondrá esta tarde una formación muletto. Salvo Rafael García, Cristian “Kity” Villagra, Alejandro Melo y Gonzalo Freitas, el resto buscará ganarse el puesto de cara a lo que vendrá ante un también urgido Central.
   No obstante, en el Decano no urge esa imperiosa obligación y necesidad de conseguir un título como reina en Arroyito. Porque el proyecto deportivo es a largo plazo. Sin presiones. Sólo apuestan a dar pasos firmes. Aunque sean en cámara lenta. Aunque si abrochan una final, o una corona, será como un regocijo para el alma. En ese sentido se diferencian bien con sus pares auriazules, que en los últimos años gastaron cifras siderales y siguen con la vitrina limpia de trofeos.
   Más allá de las disímiles realidades que viven, a los dos equipos que esta tarde se verán las caras en el Gigante los une un mismo hilo de deseo: el de alcanzar la final de la Copa Argentina. Por eso es que se guardaron todo el arsenal para la batalla de Formosa y hoy presentarán una línea combativa bien alternativa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario