Fútbol

Central: Los debutantes más longevos de Arroyito

Bottinelli (36 años) sería el tercer debutante más veterano en la historia de Central, que el año pasado sumó seis futbolistas mayores de 30 años, algo inédito.

Sábado 22 de Agosto de 2020

Jonathan Bottinelli será jugador de Central. El dato extra es que el equipo canalla sumará a otro profesional que no es del riñón de la casa y postergará así una vez a los juveniles que vienen asomando de la cantera. Pero esto no es un dato menor, ya que en los últimos 15 años las incorporaciones de futbolistas mayores a 30 años, que no hayan tenido un pasado por las inferiores del club, aumentaron de manera considerable.

   Las estadísticas marcan que de los 51 futbolistas que debutaron con más de tres décadas, 22 de ellos lo hicieron en un período de 66 años, es decir entre 1939 y 2005. Mientras que los 29 restantes lo hicieron en los últimos 15 años, a partir desde 2006.

   Suena preocupante decir que en los últimos tres lustros, desde 2006, los canallas, quienes siempre hicieron un culto y una cuestión de estado de su cantera, hayan contratado un promedio de tres futbolistas por año mayores a los 30 años. Postergando el sueño de muchísimos juveniles que no tuvieron la chance de sumar minutos en cancha en la primera del club para demostrar o no lo que hicieron en las divisiones inferiores.

   Entre 1939 y 2005 Central sumó en promedio un futbolista mayor a 30 años cada tres años (22 en 66 años). Es decir que aumentó seis veces la relación en este rubro en los últimos 15 años.

   Otro dato para tener en cuenta desde las estadísticas es que en 2019 la actual dirigencia contrató a seis “señores de las tres décadas” como Rinaudo, Ribas, Rius, Riaño, Gamba y Novaretti. Marcó un récord en este rubro en los más de 80 años que Central participa en los torneos de AFA.

   Esta cantidad superó al año 2012, con Norberto Speciale como presidente, quien con Central en segunda división tuvo que recurrir a los servicios de cinco futbolistas mayores de 30 años: Bracamonte, Caranta, Yacuzzi, Casteglione y Monje.

Embed

   Ahora está al caer Jonathan Bottinelli. Y sería el tercer debutante más longevo en la historia del club. El ex defensor de Unión nació el 14/9/1984. Y por cómo viene la situación con la pandemia y el retraso del torneo, en caso de firmar lo haría con 36 años. Y solo sería superado por el arquero Gastón Pezzuti (37 años) y el delantero uruguayo Sebastián Abreu (36 años y 9 meses).

   Repasando los archivos se encuentra que la historia con las contrataciones de futbolistas mayores a 30 años en torneos de AFA comenzó mal para Central. Es que el primero que vino fue el “insider derecho” Juan Antonio Rivarola, en 1939, proveniente de Colón. Este futbolista solamente jugó un partido y fue en un 1-1 contra Argentino de Quilmes de visitante, el peor equipo en la historia de AFA ya que los quilmeños en 1939 terminaron últimos sin victorias, con 4 empates y 30 derrotas en 34 partidos y la friolera de 148 goles en contra.

   Hubo que esperar más de 20 años para tener otro debutante mayor a 30 años. En la década del 60 cuando vinieron los brasileños Francisco y Antonio Rodrigues, el uruguayo Sacia y los argentinos José Carbone y Elio Montaño.

   En el período 1970-1975, donde en seis años Rosario Central logró dos títulos (Nacional 1971 y 1973), tres subcampeonatos (Nacional 70, Metropolitano 74 y Nacional 74) y jugó 4 copas Libertadores (1971, 1972, 1974 y 1975 donde eliminó a Newell’s y llegó a la etapa semifinal) no trajo ningún jugador mayor a 30 años.

   Mientras que el único futbolista veterano que vino en una de las década más gloriosas del club fue Roberto Rogel, quien llegó de Boca en 1976. En tanto, en 1980 Angel Zof pidió a Víctor Marchetti, quien tenía 31 años y venía con buenos antecedentes en River, Unión y San Lorenzo. El centrodelantero respondió a las expectativas con goles y los de Arroyito se quedaron con el Nacional.

   Promediando la década del 80 los canallas trajeron a cuatro futbolistas de experiencia. Y si bien algunos le dieron buenos dividendos como la Pepona Reinaldi y Chaparro terminó descendiendo en 1984. En Primera B (1985) el arquero uruguayo Fossati (atajó los 42 partidos) y el delantero Mario Rizzi (disputó 5 partidos) integraron el plantel que ascendió.

   Entre 1990 y 2001 llegaron siete jugadores mayores de 30. Y los únicos que lograron aprobar sin descollar fueron el Pampa Miguel Angel Gambier y Diego Latorre. Y a partir de 2006 fue un desfile de contrataciones de futbolistas con esta edad.

   Algunos fueron campeones con Central como Matías Caruzzo, Néstor Ortigoza y Diego Arismendi. Y otros a pesar de no haber dado una vuelta olímpica en club dejaron, desde los futbolístico, una buena impresión como Mauricio Caranta, Sebastián Abreu, Franco Niell, Paulo Wanchope y Javier Pinola.

   Habrá que ver como sigue esta historia. Ningún manual en el fútbol dice que un futbolista mayor a 30 años no puede rendir en un club. Sí dice, que el cúmulo de jugadores con esta edad no son coincidentes con un proyecto de divisiones inferiores como pregonan los actuales directivos canallas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario