Ovación

Central fue un tiburón y es candidato al ascenso directo

Metió un triunfazo agónico por 2 a 1 frente a Aldosivi y se transformó en líder junto a River. Cuando el empate parecía inamovible, el canalla ratificó credenciales de equipo guerrero e inclaudicable y lo remató.

Lunes 14 de Mayo de 2012

Volvió a ponerse el traje de ganador épico en el final de un partido. Cuando el empate ante Aldosivi parecía inamovible, el canalla ratificó credenciales de equipo guerrero e inclaudicable y a tres minutos del cierre Gonzalo Castillejos decoró una notable jugada colectiva con un cabezazo llovido que estableció el 2 a 1 agónico, casi infartante, para obtener la sexta victoria en cadena en el torneo. Así, el canalla comparte la punta con River (ambos con 65 unidades) y hoy se pondrá al día Instituto (visita a Boca Unidos), que viene dos puntos atrás. Por eso el grito del iluminado nueve auriazul desató el maremoto de felicidad en la multitud que viajó desde Rosario. Central dio un paso enorme en la puja por el ascenso directo y prácticamente se aseguró un lugar en los puestos de promoción. Con cinco fechas por jugar, el bravo equipo de Pizzi elaboró un triunfo tan sufrido como celebrado y el sueño de volver a primera va tomando cada vez más forma. Cerca del mar, ayer el tiburón fue Central.

   No es un cuento chino. Para conocer el resultado de Central hay que esperar hasta el pitazo final. Porque el equipo de Pizzi siempre entrega un plus de esfuerzo y sabiduría colectiva en los momentos más calientes. Los últimos encuentros, en especial el de ayer, fueron con el formato de esas películas donde el protagonista en algún momento camina por la cornisa, pero en el final los planetas se alinean y el dramatismo le da lugar al desahogo feliz.

   Claro que esta determinación de forzar el destino hasta el último instante para conseguir un resultado positivo, lejos de ser una casualidad, responde al convencimiento de los jugadores y el cuerpo técnico e ir siempre al frente más allá de las contingencias. Por ejemplo, ayer dejaron la cancha por lesión Matías Lequi y Santiago Biglieri (ver aparte) cuando el partido estaba 1 a 1.

   La historia del partido la empezó y la terminó de escribir Central. En el primer tiempo el canalla arrancó con autoridad y determinación. Sabía que tenía que hacer el gasto y no esperar lo que le trajera la marea. El equipo de Pizzi se plantó en campo contrario y manejó la pelota. Medina metió un desborde picante, a puro potrero, y filtró la pelota por el primer palo de Campodónico para abrir la cuenta.

   El canalla debió estirar la diferencia porque generó peligro de manera constante. A pesar de que promediando la etapa inicial Aldosivi igualó la disputa en la mitad de la cancha y el juego se tornó friccionado. Igual, Ricky Gómez no pudo conectar abajo del arco y un tiro de Castillejos dio en el palo.

   En el complemento, el juego ganó en intensidad y fricción. El mejor escenario para Aldosivi, que alcanzó el empate vía Jorge Piñero cuando el fondo canalla perdió varias marcas. Parecía que esta vez Central no iba a poder resolver el acertijo del ordinario equipo marplatense. Pero como en una jugada de básquet, de cierre contrarreloj, Monje, Ferrari y Castillejos armaron el golazo del triunfo. Central está bien arriba y va por todo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS