Ovación

Accidentes, falsificaciones y playbacks oscurecen la ceremonia inaugural

Pasada la emoción de la majestuosa ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos, comenzaron a conocerse detalles que opacan el brillo de la inauguración como una bailarina accidentada a riesgo de no volver a caminar, imágenes de televisión que falsificaron los fuegos artificiales y una niñita cantante sacada de escena por su imagen imperfecta.

Martes 12 de Agosto de 2008

Pekín.- Pasada la emoción de la majestuosa ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos, comenzaron a conocerse detalles que opacan el brillo de la inauguración como una bailarina accidentada a riesgo de no volver a caminar, imágenes de televisión que falsificaron los fuegos artificiales y una niñita cantante sacada de escena por su imagen imperfecta.

La fiesta de apertura del viernes pasado, con más de ochenta alto mandatarios del mundo en el palco de honor y una audiencia de cuatro mil millones de telespectadores, no fue exactamente todo lo que pareció ser.

Liu Yan, la bailarina de 26 años de edad, que debió interpretar un baile como solista en un acto central de la fiesta, se accidentó en un ensayo y permanece en un hospital, paralizada y a riesgo de no volver a caminar.

Los médicos confían en que la muchacha pueda ponerse de pie nuevamente, pero ya tienen certezas de que no volverá a correr ni saltar jamás, informó hoy el periódico local Shanghai Daily.

Liu cayó de un escenario móvil ubicado a tres metros de altura durante un ensayo general de la ceremonia, el 27 de julio pasado, y sufrió una dura lesión en una de sus vértebras, que afectó la médula espinal.

Los médicos debieron realizarle una urgente operación quirúrgica que duró seis horas y se recupera actualmente en condiciones estables en el Hospital de Liberación Popular de Pekín.

"Después de la terrible caída ella estaba lúcida y no la vimos llorar", indicó un testigo del accidente, según el diario chino.

Playback de la nena. Otro dato curioso es que Lin Miaoke, la niña de 9 años que cantó "Oda a la Patria" durante el acto, con mohines deslumbrantes y voz angelical, no era quien entonaba, pues sólo se dedicó a hacer mímica y gesticular para las cámaras.

La voz que sonó por los altavoces del estadio y que también captó la transmisión internacional era de Yang Peiyi, otra niñita de 7 años, que tenía timbre aterciopelado pero una imagen poco agraciada para la TV.

"Hicimos la elección justa para la nación. La imagen de la cantante debía ser impecable, expresiva y estar en línea con el sentimiento nacional. Lin tenía esas características visuales, pero las sonoras pertenecían a Yang", indicó el director musical de la ceremonia, Cheng Qigang.

Fuegos falsos. Además de los dobles de cuerpo del canto y la danza, algunas de las imágenes de la transmisión internacional emitidas por la televisión china no eran del día de la ceremonia, sino "tomas de precaución" de archivo.

Esas tomas se aplicaron sobre todo durante las explosión de los 29 mil fuegos artificiales, que le dieron un marco especial a la fiesta, con la intención subliminalmente de recordar que la pólvora nació en China.

"Hicimos una tomas de los fuegos artificiales, las filmaciones se realizaron en los ensayos preliminares y las guardamos para garantizar una buena imagen por si las condiciones meteorológicas no eran adecuadas el día de la apertura", reveló Wang Wei, vicepresidente del comité organizador (Bocog).

El viernes de la ceremonia estuvo cerrado en Pekín, nuboso y con amenaza de lluvia, por lo que "en la transmisión pudieron usarse algunas tomas de archivo para mejorar la estética", admitió Wang.

Butacas vacías. La fiesta tuvo otros engaños admitidos por los organizadores, como la presencia de voluntarios y sus parientes en las gradas, para que el estadio no tuviera butacas vacías, pese a que se había anunciado la totalidad de la venta de entrada en los Juegos, 6,8 millones de boletos para todos los días.

"No vinieron todos. Pensamos que las condiciones del clima llevaron a algunos a ausentarse o que hubo asientos reservados para los familiares de los atletas que no se ocuparon", explicó con cierta ingenuidad Wang, según el diario inglés The Guardian.  (Fuente: AP)

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario