Opinión

Yo te prometo

Domingo 16 de Diciembre de 2018

Relámpagos inaudibles se adivinan en el horizonte acompañados de rumores que, a medida que la tormenta se vaya aproximando, acabarán por convertirse en rayos y truenos. La memoria ancestral que aún anida en las células hará vibrar íntimamente la razón anulando la inteligencia y haciendo prevalecer el miedo latente que empuja a buscar refugio. La naturaleza prometió desatar su furia y cumplió. De eso se trata más que nunca en estos días precomiciales. De mentiras y de verdades. Temas puntuales serán explotados a fin aumentar las posibilidades de ganar. Terminó el letargo y llega la hora de pensar proyectos o escarbar entre viejas iniciativas olvidadas y reflotarlas rogando que nadie descubra la maniobra. Hay que acertar con lo que más afecte a la población, que sea atractivo para la campaña. Los candidatos prometen de todo con tal de convertirse en "el hombre" anhelado que entienda y atienda el clamor de los votantes. Pasa la elección y los mensajes se disipan. Aparecen las verdaderas posturas de los políticos que dejan al descubierto qué tanto se parecen o distan las promesas de la realidad. Las máscaras caen para finalmente revelar el verdadero rostro. Y quitado el disfraz de campaña aparecen no pocas veces indicios preocupantes. Es muy conocida la frase de Lord Acton, miembro de la Cámara de los Comunes británicos a mediados del siglo 19: "El poder tiende a corromper, y el poder absoluto corrompe absolutamente". Atrevido, triste, pero real pensamiento de quien trabajó 25 años escribiendo la "Historia de la libertad" y no logró terminarla. Casi como una respuesta premonitoria Montesquieu ya había advertido que "sólo el poder frena al poder". Obviamente, se refería a quienes esgrimen el poder desmedido, incapaces de comprender que un simple trabajador se contenta con acceder a una casa cómoda, alimentación sana, cuidados de salud y educación para constituir una familia feliz. Ese hombre sentirá entonces que vive en un país desarrollado. O casi. Que es una persona sabedora de sus derechos y obligaciones. Y dispuesta a lo que sea para defenderse de los abusos, la corrupción y el caos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});