Opinión

Los jóvenes alzan su voz por los derechos humanos

Participación. Este año en todo el mundo se movilizaron en defensa del medio ambiente y la igualdad. Los responsables de las políticas públicas deben escucharlos.

Miércoles 11 de Diciembre de 2019

Durante este año hemos visto como los y las jóvenes se han movilizado en todo el mundo en la lucha contra el cambio climático y la desigualdad, y a favor del derecho de tomar decisiones sobre nuestros cuerpos y la libertad de expresión, entre otras cuestiones. Como menciona la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en su mensaje alusivo a esta conmemoración: "Sus voces son la representación misma de los Derechos Humanos, un movimiento centrado en la creación de dignidad e igualdad para todas las personas, los responsables de crear políticas públicas deben escuchar estos llamados…".

La movilización de jóvenes es sumamente inspiradora, y es por eso qué este año, en el Día de los Derechos Humanos, celebramos la función que ellos y ellas desempeñan para lograr que los derechos humanos sean promovidos y protegidos, así como el rol fundamental que desempeñan a la hora de alzar sus voces para crear un futuro de paz, justicia y desarrollo sostenible.

Quizás uno de los ejemplos más visibilizados del accionar de la juventud haya sido el movimiento de jóvenes que luchan contra el cambio climático.

Y es que el cambio climático y sus efectos adversos sobre el medio ambiente y los derechos humanos constituyen unos de los desafíos más complejos y apremiantes de la agenda política global. Muchos de los efectos negativos del cambio climático afectan de manera desproporcionada a las personas y las comunidades que ya se encuentran en una situación desfavorable por su ubicación geográfica, por vivir en la pobreza o por cuestiones de género, edad, discapacidad u origen cultural o étnico.

Paradójicamente, las personas más afectadas por el cambio climático son quienes históricamente menos han contribuido a las emisiones de gases de efecto invernadero. De continuar así, el cambio climático tendrá efectos devastadores en una amplia gama de derechos humanos, tales como el derecho a la vida, a la salud, a la alimentación, a la vivienda y al agua.

En este contexto, la comunidad internacional y los Estados deben lidiar con el cambio climático y al mismo tiempo evitar la vulneración o restricción de los derechos de todas las personas. En otras palabras, deben avanzar hacia el establecimiento de un enfoque basado en los derechos humanos en todo proceso de planificación, elaboración e implementación de políticas, medidas y prácticas que hagan frente a este amenazante fenómeno.

Hace unos años cuando éramos niños, niñas y/o adolescentes y nos preguntaban: ¿Ves un futuro en 20 o 30 años en el cual puedas cumplir tus sueños? Solíamos contestar sin titubear cómo nos lo imaginábamos. Sin embargo, si hoy hiciéramos la misma pregunta, debido a todo lo planteado anteriormente, es muy posible que la respuesta sea negativa y no tan clara. El movimiento de jóvenes que lucha en contra del cambio climático y a favor de los derechos humanos de todas y todos nos permite imaginar que, con la acción individual y colectiva, otro futuro es posible.

Ayer se celebró el Día de los Derechos Humanos. En esta nueva conmemoración, tal como menciona el secretario General de las Naciones Unidas, exhortamos a todos y todas a alzar su voz y a defender los derechos humanos (#StandUp4HumanRights), y sobre todo a proteger a los y las jóvenes que defienden estos derechos en todo el mundo.

(*) Coordinador Residente de las Naciones Unidas en Argentina.

(**) Representante en América del Sur de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario