Series

Crítica a la serie de Netflix "Happy!": Un sicario con corazón

"Happy!" es un cuento navideño que combina actores de carne y hueso y animación para relatar la historia de un policía que cae en desgracia y se vuelve un sicario cínico y desalmado y un unicornio azul, el amigo imaginario de su hija

Viernes 11 de Mayo de 2018

"Happy!" es el típico cuento navideño que adora la televisión de Estados Unidos, que, hay que admitirlo, es la televisión planetaria, la que, por obra y gracia del Algoritmo, siempre acierta en el corazón. Sí, para los legos, la fórmula mágica con la que Netlix -también Amazon, Google y Facebook- fabrica y vende sus productos, se escribe con mayúsculas, porque es algo, como le gustaba decir al bueno de Sturgeon, más que humano.
Cuenta la caída y el ascenso de un héroe absurdo, Nick Sax, un policía que supo ser tapa de los diarios por sus proezas y hoy es un ángel caído, un demonio, un sicario pero con un corazón débil. Lo hace, como alguna vez lo hizo Disney en "Mary Poppins" y el gran Robert Zemeckis en "¿Quién engañó a Roger Rabbit?" mezclando actores de carne y hueso y animación, en este caso, en dosis justas.
Happy! Trailer Temporada 1

DE QUÉ SE TRATA: Nick Sax es un expolicía que se pasó al lado oscuro, alcohólico, adicto a las drogas, se gana la vida como sicario en Nueva York. Vive al límite, sin nada que perder, pero sin nada que ganar tampoco. Hasta que un día, en una feroz balacera, le disparan y sufre un paro cardíaco. Despierta en una ambulancia, ya no está solo, le da la bienvenida un unicornio azul (nada que ver con Silvio Rodríguez) le da la bienvenida, le revela que tiene una hija, Hailey, y le pide que la ayude a encontrarla porque desapareció y teme por ella.
happy02.jpg

POR QUÉ HAY QUE VERLA: Ni más ni menos que porque Nick Sax es Christopher Meloni. Si sos fan de "Law & Order", y si te gustan las series no podés no ser fan de "Law & Order", tenés que extrañar a su Stabler, el mejor compañero que tuvo jamás Oliva Benson y que, vaya uno a saber por qué, desapareció de un día para otro. Encaja a la perfección en esta historia de perdedores que sobreviven a sangre y fuego en una ciudad maldita, pero lo mejor es que aborda la desgracia con un humor ácido que corroe la entrañas. Una actuación genial.
happy04.jpg

LO QUE IMPORTA Como toda cuento de hadas, por más negro y horroroso que sea, "Happy!" pretende dejar una moraleja que, hay que decirlo, no es muy distinta a la del clásico de los hermanos Grimm "Hansel y Gretel". ¿Se acuerdan? Los chicos que se aventuran solos por el bosque, se pierden y terminan a merced de una bruja desalmada. Acá el bosque es la gran ciudad, la bruja es un psicópata desquiciado que se cree Papá Noel y el gran peligro de los niños no es terminar en una olla sino ser víctimas de la trata de personas.
happy06.jpg

PARA QUE SEPAS: "Happy!" está basada en la historieta creada por Grant Morrison, el cerebro detrás del éxito de la reversión de Batman de "Arkham Asylum". Trabajó indistintamente para DC y Marvel, imaginó nuevas aventuras para personajes clásicos como "The X-Men", "The Fantastic Four" y sumó su imaginación afiebrada a la serie "Al Star Superman". Su visión pesimista y cínica del mundo, que le hace honor al "no future" del punk, se potencia en esta historia de amistad entre un policía caído en desgracia y su amigo imaginario.
happy07.jpg

HISTORIA DE FONDO: El secuestro de Hailey es una lección para padres e hijos. La pequeña se suelta de la mano de la madre en medio de una multitud desesperada por ver de cerca a su ídolo, un cantante para niños, que en realidad es un payaso siniestro, tan malvado como Pennywise de "It". Sola, desprotegida, sin saber qué hacer ni a dónde ir, se deja llevar por el villano menos esperado: Santa Clauss, que no es lo que parece, le ofrece dulces y ayuda. "Happy!" muestra lo fácil que es engañar a un niño y porqué hay que extremar los cuidados.
happy08.jpg

ENTRELÍNEAS: La desgracia de Nick Sax, quien supo ser el mejor policía de Nueva York, lo hunde en una ciénaga de crímenes, alcohol y drogas. Happy, el amigo imaginario de su hija, lo rescata y le devuelve la esperanza. No podía ser de otra manera en un cuento navideño. En el camino se ve claramente que la maldad que corroe las entrañas de la ciudad está en la mafia, en los asesinos psicópatas y en los policías corruptos, pero también en la industria de masas, sobre todo, en la televisión que se revela como un monstruo grande y pisa fuerte.
happy09.jpg

ALERTA SPOILERS: No hay historia de Navidad que no le rinda tributo al clásico de Frank Capra "¡Qué bello es vivir!", así con signos de admiración, como "Happy!", que, por supuesto, evoca el final feliz de Geoge Bailey, James Stewart en la ficción, que cuando está a punto de quitarse la vida se encuentra con un ángel guardián que le devuelve la esperanza. Eso es exactamente lo que le pasa a Nick Sax, en clave gore, claro, en su suicido corren ríos de sangre y suena una versión bolichera de "Jingle Bells". No queda otra, hay que aggiornarse.
happy10.jpg


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});