..

Nogoyá: se inicia el juicio oral al acusado de chocar y matar a dos mujeres

El hecho ocurrió el 10 de junio de 2012 en el puente Rosario-Victoria y el acusado nunca compareció ante la Justicia.

Miércoles 06 de Mayo de 2015

Homicidio culposo múltiple y lesiones graves culposas. Tales, los cargos por los que Francisco Ariel Alvarez afrontará a partir de hoy un juicio oral y público en el Tribunal de Juicios y Apelaciones de Nogoyá, Entre Ríos, a raíz de un choque que protagonizó en junio de 2012 y que provocó la muerte de dos mujeres de Paraná —María Florencia Crovetto, de 30 años, y Laura Sena, de 45—, en el puente Rosario-Victoria.

"Nuestra más grande espectativa es que Alvarez se presente. El vive en el partido de La Matanza y hasta el momento no asistió a los llamados de la Justicia ni a ninguna de las innumerables convocatorias que se le hicieron", dijo a LaCapital Mariana Sena, hermana y tía, respectivamente, de las víctimas, que ese día regresaban desde Rosario hacia Entre Ríos tras una fiesta familiar.

Según indicó Mariana, integrante de la ONG Compromiso Vial y en la agrupación Puente Estrella que recuerda a las víctimas fatales que contabiliza el complejo vial, "después de mucho tiempo contamos con un fiscal que nos escuchó y se tomó en serio el caso, Alvarez será sometido a juicio oral y público.".

Sena destacó que los familiares apoyan el reclamo del fiscal, que exige cuatro años y seis meses de prisión efectiva". Con tono severo indicó: "Queremos que de una buena y putísima vez, alguien que conduce un automóvil y mata gente, cumpla una condena. No queremos juicio abreviado, ni prisión condicional, ni rebajas de condena por aplicaciones del dos por uno. En caso de que no se presente mañana (por hoy) en los Tribunales de Nogoyá, la Justicia lo obligará a comparecer por medio de la fuerza pública", indicó.

En otro tramo de sus declaraciones Sena consideró que "las imágenes del complejo son usadas con fines promocionales por los municipios de Rosario y Victoria, por las provincias y la Nación, pero nadie hace nada para prevenir accidentes, mejorar el tránsito y proteger las vidas".

Homicidas viales. La militante y familiar de las víctimas también efectuó declaraciones a un portal de Paraná en las que indicó: "Nos llevó casi tres años de pasillos, cartas, llamados telefónicos y notas periodísticas para ampliar y hacer comprender que es hora y es urgente que el Estado, a través del sistema judicial, incluya y juzgue debidamente a los homicidas viales. Y que éstos enfrenten un juicio, que comparezcan ante un juez, fiscales y las familias víctimas por su insensato, criminal e imprudente accionar".

"Ante tanto dolor, es urgente que la Justicia imparta justicia y que los culpables sean merecedores de acusaciones, sanciones y penalidades. No somos quijotes. No pretendemos un ajusticiamiento de Alvarez. Somos familias desangradas y con ausencias. Por eso, y luego de una intensa y sostenida lucha informamos a todos los que nos apoyaron, a quienes siguen sufriendo en silencio, a quienes no pudieron sostener los brazos porque el dolor es tan pesado que aplasta, que no estamos derrotados".

 

La tragedia. Un juez de Garantías y Transición de Victoria, Alejandro Calleja elevó la causa a juicio acusando a Alvarez de homicidio culposo múltiple y lesiones graves culposas, El 10 de junio del 2012. en el kilómetro 16 del puente, Alvarez, quien conducía un Volkswagen Gol, efectuó una maniobra de sobrepaso a un camión prohibida por la señalización de doble línea amarilla en una curva y pese a lo angosto de la ruta, por lo que chocó de frente contra el auto en el que viajaban las victimas.

María Florencia Crovetto, de 30 años, murió en el acto; Laura Sena, su tía, de 45, agonizó cien días en terapia intensiva, y también falleció; Santiago, esposo de Florencia estuvo atrapado en el auto, hasta que los bomberos lo sacaron y Clara, una hija de ambos, de 16 meses, salió ilesa.

El acusado, reside en La Matanza, provincia de Buenos Aires, y pese a contar con antecedentes similares no estuvo detenido ni siquiera un día y casi es beneficiado con la suspensión del juicio a cambio de una probation en la ofreció pintar el templo al que asiste, algo que fue rechazado de plano por los familiares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS