La Región

Mariana Vassalli y los accionistas no llegaron a un acuerdo

Ayer se realizó una audiencia de mediación en Tribunales, que pasó a un cuarto intermedio hasta el 1º de junio. Se disputan el control de la firma.

Jueves 24 de Mayo de 2018

Mariana Rossi Vassalli y los actuales accionistas de la fábrica de cosechadoras asentada en Firmat concurrieron ayer a una audiencia de mediación en los Tribunales provinciales de Rosario para tratar de zanjar el conflicto por el manejo del paquete accionario de la empresa. La heredera de Roque Vassalli, el fundador de la fábrica, reclama que le sea devuelto el control de la empresa ya que —aduce— no se cumplió el acuerdo de cesión de acciones suscripto hace dos años con cuatro empresarios concesionarios de la marca. Tras largas deliberaciones, ayer las partes sólo coincidieron en pasar a un cuarto intermedio y retomar la negociación el viernes 1º de junio próximo.

La audiencia de ayer se produjo un día antes de que se reúnan hoy en el Ministerio de Producción de la Nación los representantes de la empresa, de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y del municipio de Firmat, donde se levanta la emblemática industria, además de funcionarios de los gobiernos santafesino y nacional.

En las oficinas porteñas de Producción se intentará alcanzar una solución al conflicto laboral que mantienen los actuales accionistas con los trabajadores, a quienes les adeudan unos cinco meses de salarios, y que mantienen ocupada la planta preservando los bienes de la empresa para evitar un eventual vaciamiento.

La reunión de hoy, en la que las autoridades provinciales tienen puestas expectativas, girará en torno a la posibilidad de definir alguna línea de financiamiento para la empresa, a condición de que cancele previamente lo adeudado a los trabajadores (ver aparte).

En Tribunales

A las 10 de la mañana de ayer concurrieron al Centro de Mediación Judicial, ubicado en el tercer piso de los Tribunales de Balcarce y Pellegrini, en Rosario, Mariana Rossi Vassalli junto a su abogado Miguel Carrara, y por la contraparte asistieron tres de los actuales accionistas y desde antes concesionarios Gastón Aguirre (de la localidad de Arrecifes), Sergio Barbero (Río Cuarto) y Néstor Girolami (Isla Verde). Hugo Nicola (de Berrotarán) es el accionista restante, pero no asistió a la audiencia.

Las partes expusieron sus posiciones ante Inés Zayas, jefa del Centro de Mediación, y otros dos funcionarios que actuaron como mediadores designados por la Corte Suprema.

La audiencia comenzó a las 10 y se extendió hasta las 15.30, cuando los protagonistas decidieron pasar a un cuarto intermedio y retomar la negociación el viernes 1º de junio próximo.

Sin acuerdo por el momento

Pese a las largas horas que insumió la audiencia, el resultado fue nulo, por el momento, lo que habla de lo encontradas que son las posiciones. Según explicó a este diario la semana pasada el abogado Carrara, Mariana Rossi Vassalli, nieta del fundador de la empresa, cedió a cuatro empresarios que eran concesionarios de la marca de cosechadoras la totalidad del paquete accionario en un acuerdo bajo la figura de la donación, es decir que no cobró dinero, pero con una serie de condiciones que, denuncia ahora, no se habrían cumplido. De allí que la empresaria reclame la devolución del paquete accionario.

Si bien el contrato tiene cláusulas de confidencialidad, entre los puntos denunciados está que los beneficiarios debían mantener la planta en funcionamiento y sin que se acumularan deudas de ninguna índole. En la actualidad, la empresa les debe a los trabajadores unos cinco meses de sueldo, que da un promedio de 100 mil pesos por cada uno de los 350 empleados, que en la actualidad resisten y se mantienen dentro de la planta.

Además, Rossi Vassalli dice tener un grupo empresario interesado en regularizar la situación de la empresa y darle continuidad, pero también circula fuertemente la versión de que los actuales accionistas también están negociando la venta de sus acciones a terceros interesados.

En medio está el conflicto gremial que intentan destrabar los tres niveles del Estado junto al gremio metalúrgico UOM, e incluso existe la posibilidad de un financiamiento del gobierno nacional, pero primero los propietarios de Vassalli, sean quienes fueren, deben pagar los salarios caídos al personal.

Además del cuarto intermedio, en lo otro que coincidieron Rossi Vassalli, Aguirre, Barbero y Girolami fue en no hacer declaraciones a la prensa, tal como quedo explicitado en el acta de la audiencia.

en Tribunales. Mariana Vassalli y su abogado, Miguel Carrara, antes de ingresar a la oficina de Mediación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario