La Región

El parapentista venadense localizado en las sierras riojanas tuvo el peor final

Tras ser avistado con signos de vida ayer fue rescatado muerto. Su cuerpo estaba colgado de la vela paramotor que impactó contra un peñasco.

Martes 01 de Octubre de 2019

La sensación de alivio y desahogo que había generado la aparición del parapentista de Venado Tuerto en esta ciudad y el resto del país se truncó ayer al momento del rescate donde se constató finalmente que el desafortunado deportista estaba muerto.Si bien las primeras informaciones oficiales indicaban, como publicó LaCapital, que Claudio Kegalj, de 55 años, mostraba señales de vida al ser localizado en una zona de montaña de la localidad riojana de Famatina, la realidad convirtió en tragedia lo que inicialmente pareció ser una historia con final felíz.

El venadense fallecido fue hallado a primera hora de la mañana de ayer por un grupo de rescatistas que desde el día anterior aguardaba el amanecer para intentar recuperarlo, pero se topó con una fatalidad inesperada. Es que cuando el piloto fue divisado el domingo desde un helicoptero pareció que, según se aseguró, movió un brazo mientras se encontraba colgado de la vela de su parapente enganchada en un peñasco rocoso de una zona montañosa de difícil acceso.

Sin embargo se desconocía su estado de salud y las lesiones que podríán haber provocado el fatídico desenlace aunque las causas y la data de muerte recién se conocerán cuando estén los resultados de la autopsia dispuesta por la Justicia para esclarecer el lamentable y conmocionante suceso.

Kegalj había partido hacia la provincia de La Rioja con un instructor de esa misma localidad del departamento General López, José Luis Sosa, para disfrutar de una nueva experiencia sin imaginar que lo planificado tendría un triste e irreversible destino después de emprender el vuelo, el viernes a la tarde, junto a algunos compañeros desde el sector conocido como "Cuesta Nueva".

Luego que sus amigos descendieran normalmente en el lugar establecido y no saberse nada de él se inició una búsqueda que culminó después de más de dos días cuando el domingo, pocos despues de las 19, fue visto desde un ratrillaje aero con síntomas de estar vivo, lo que allanó el camino para poner en marcha el operativo de rescate que se inició al amanecer con la participación de distintas fuerzas de seguridad y cuyo resultado fue diferente al esperado.

Aquella señal de la vida advertida desde el aire por rescatistas y uno de los amigos del parapentista mientras sobrevolaban la zona de la tragedia alimentó ilusiones que en pocas horas se desvanecieron con la confirmación de la sorpresiva muerte del Kegalj. Sus familiares directos viajaron con la esperaza de encontrarlo con vida, posibilidad que se hizo trizas al conocerse el reporte final que arrojó el rescate terrestre, luego de más de doce horas de intenso trabajo en condiciones extremas.

Aunque es motivo de investigación se supone que el piloto se accidentó al jugarle el viento una mala pasada y terminar estrellando el parapente en el que desplazaba contra una montaña. El jefe de Bomberos de Chilecito, Ricardo Alcalde, explicó que el hombre había sido visualizado "colgado con los piolines del parapente sobre una quebrada bastante pronunciada, pero no sabemos qué traumatismos tiene".

La funesta noticia enlutó a Venado Tuerto donde ayer se realizó una misa, a las 19.30, en la Capilla Sagrado Corazón de Jesús, para pedir por el eterno descanso del parapentista cuyo cuerpo fue hallado en un área montañosa cercana al ingreso a la localidad de Antinaco ,para luego ser trasladado a la morgue judicial de Chilecito a fin de realizar las pericias de rigor que serán claves para determinar las causas del deceso

Kegalj, cuyo hallazgo se concretó tras sobrevolar la zona de manera intensa durante todo el domingo gracias a un helicóptero y con la ayuda de un parapentista, practicaba el vuelo a vela desde hacía tiempo en diversos escenarios y era muy conocido en la zona riojana.

Su deceso fue confirmado por la funcionaria del gobierno provincial, Griselda Herrera, a través de su cuenta de Twitter donde admitió que "efectivamente la alegría de anoche (por el domingo) fue efímera, el joven parapentista está muerto, la tristeza nos embarga a todos. En el desconcierto y pena gracias a todos por vuestro esfuerzo y dedicación, condolencias a su señora esposa y familia".

Una las amigas de la familia de Claudio acompañó desde Venado Tuerto a la esposa e hijos del matrimonio Kegalj. Se trata de la flamante diputada electa por el Frente Progresista de nuestra provincia, Rosana Bellatti, quien ayer por la mañana y antes de que trascendiera la luctuosa noticia contó que élla estaba con la familia en un hostel de Famatina a la espera de rescatar con vida al parapentista.

Es que en función de lo que había surgido el día anterior sobre la posibilidad de que estuviera con vida, los familiares y amigos abonaron esa teoría y se preparaban el lunes a la mañana con la ilusión de atender a Claudio.

El periodista de Chilecito, pero nativo de Venado Tuerto, Eduardo Montemagio, contó a éste diario que "desde el helicóptero habían advertido que el cuerpo se movía aunque no se sabe si por las oscilaciones o porque realmente estaba con vida" para luego señalar que "la autopsia determinará si realmente estaba vivo el domingo a la tarde cuando fue divisado o había muerto antes".

Claudio Kegalj era técnico electrónico y se dedicaba a la reparación y colocación de equipos de sonido. Estaba casado y tenia hijos que al igual que el resto de su familia tuvieron que lidiar, primero, con la incertidumbre de su desaparición y, después, el dolor de enterarse que el parapentista había muerto y más aún al entusiasmarse al escuchar que las autoridades riojanas dieron como un hecho de que estaba vivo al momento de ser localizado.

Al tomar conocimiento de que estaba siendo buscado sus familiares pidieron ayuda a través de las redes sociales, especialmente una de sus hijas, Carolina, quien posteó si alguien podría aportar un dron para ser destinado al rescate.

Su gran pasión era el parapente, deporte que practicaba con asiduidad y era muy conocido en Venado Tuerto y la zona. De hecho un instructor de renombre nacional en parapente y ala delta como es el riojano Hugo "Indio" Avila conocía a Claudio y hasta había trazado una amistad por la pasión que los unía.

De regreso, en nuestro país instaló un complejo turístico denominado Aguila Blanca que básicamente es para uso de los parapentistas. Avila también es un experto en ese deporte y en esas circunstancias fue que conoció al venadense.

"Con Claudio teníamos una amistad de años y sobre lo que pasó no puedo esbozar ninguna teoría. Pudo haber pasado cualquier cosa por eso no me arriesgo a decir qué sucedió para que terminara de ese modo. Lo que si doy fe es que era un piloto muy experimentado", graficó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS