La Región

Andino recupera un predio que fue emblemático por décadas

Se trata del ex Club Celulosa, fundado en los 50 y que funcionó hasta el año 2000, cuando la fábrica se vendió. Planean reacondicionarlo

Domingo 15 de Julio de 2018

La comuna de Pueblo Andino recupera un espacio con valor histórico cultural para la comunidad, que fuera en su momento un emblema y que desde hace más de 15 años está en total abandono. Se trata del conocido predio del ex Club Celulosa que se fundara en la década del 1950 y que fuera escenario de numerosos actos públicos y privados y que albergó al primer y único cine de la localidad. La comuna ya comenzó el proceso de recuperación para devolverle parte de su esplendor, está desmalezando las zonas aledañas para poder garantizar la accesibilidad y se prepara para reacondicionar las canchas de fútbol y bochas, mientras que a futuro se proyecta el reciclado de los dos edificios que tuviera la institución: el gran salón y una casa de estilo.

El origen fundacional de Pueblo Andino se debe a la radicación de lo que fuera la primer fábrica de papel de Sudamérica. Esta empresa a lo largo del tiempo fue transfiriéndose hasta que se constituyó en Celulosa Argentina, que de acuerdo a las políticas socio-empresariales de la época construyó un salón, con escenario y en su parte inferior los camarinos, a los que se le sumaron butacas y un proyector de películas, constituyendo además en el primer y único cine de la localidad.

Por el lugar pasaron Martín Karadagian y sus Titanes en el Ring, el circo de Carlitos Balá e innumerables artistas de otras épocas, pero fundamentalmente transitaron la mayoría de las familias del pueblo debido a que todo evento se realizaba allí: veladas artísticas, escolares, cenas de graduación, cumpleaños de 15, casamientos y reuniones en general.

"Los movimientos económicos del país, las reestructuraciones y ventas de empresas hicieron que a principio del año 2000 la fábrica fuese adquirida por un empresario de la ciudad de Buenos Aires que dejara de lado el predio de una hectárea y media, y el salón que cumplían esta notable función social", recordaron desde la comuna. "Con el transcurso de estos años, nos encontramos con un edificio totalmente abandonado pero con un valor cultural e identitario muy fuerte para nuestra localidad y que queremos restaurar para que recupere su esplendor como espacio de encuentro", relató José Abraham, presidente comunal y nativo del pueblo.

Acuerdo con la empresa

Es por ello que hace semanas se llegó a un acuerdo entre la comuna local y los actuales dueños para que estos cedan el uso del predio por los próximos 10 años a los fines de recuperar su uso como espacio socio-cultural. Desde la comuna, Gisella Signorelli contó a LaCapital que el acuerdo resultó favorable a las partes: se dejaron sin efectos algunos juicios y la empresa pagará en tiempo y forma las tasas correspondientes en favor de la comuna, dinero que será utilizado para la reconstrucción del lugar.

"La recuperación y restauración edilicia requieren de una inversión importante y del esfuerzo de toda la comunidad. Nosotros tramitamos ante la provincia un aporte de un millón de pesos que serviría para una primera intervención: acondicionamiento de los cielorrasos, aberturas y limpeza general de todo el predio". Ocurre que, aunque estructuralmente el edificio está intacto y apto para su uso, el vandalismo fue tal después de su abandono que lo dejaron prácticamente pelado. "Se llevaron hasta las tablas del escenario y un telón hermoso; las instalaciones eléctricas, que no servirían igual porque son vetustas, directamente no están", graficó Signorelli.

El pedido de la comuna a la provincia, que según las autoridades tuvo buena resepción, se argumenta en la necesidad de que también la administración santafesina apueste al patrimonio cultural "como tarea de rescate de nuestro pasado, pero sobre todo como apuesta al futuro", reflexionó la funcionaria.

Mientras tanto, y aunque tapadas por los yuyos, las canchas de fútbol y bochas aun se encuentran en perfecto estado para su recuperación y en eso trabaja la gestión actualmente para que pronto puedan ser disfrutadas nuevamente. "Estamos en tratativas con el Club Defensores de Andino, que después podrá utilizar las canchas", dijo Signorelli. Y también se piensa en convocar a voluntarios en el pueblo, para que se vayan apropiando del espacio y para que contribuyan a su readecuación.

Además del gran salón, el predio cuenta con una casa con un importante valor arquitectónico, donde funcionaron varias dependencias hasta que quedó en desuso, y es también parte del plan de recuperación. Desde la comuna esperan al menos estar festejando el Día de la Primavera en el sector abierto del predio, y hay expectativas de que para el final de la gestión, el ex ex club esté recuperado.

De esta manera, un predio que fuera tan emblemático para el pueblo y al que ahora ni se puede acceder, podría recobrar vida para que lo disfrute la población.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});