..

La policía demoró a la madre y a dos amigas

Martes 29 de Enero de 2008

La madre de Axel y dos amigas, Dominga Luisa, de 28 años, y Mónica Patricia, de 36, permanecían demoradas anoche en la Jefatura de la policía rosarina a disposición del juez de Instrucción Jorge Baclini. Los pesquisas investigaban si las tres mujeres están involucradas en el episodio. Sobre todo a partir de un dato que llegó a oídos de los policías: en la barriada, los vecinos murmuraron que la madre y sus compañeras participaban habitualmente de rituales esotéricos.

  "Ahora todos hacen leña del árbol caído, pero para nosotros esos comentarios son sólo conjeturas", afirmó el comisario Sergio Helbert. Pero algunos presumían que los ritos que profesaban las mujeres tendrían algo que ver en la desaparición de Axel.

  Lo cierto es que ayer a la tarde algunos vecinos participaron de la búsqueda. Entre ellos, Héctor C., de 41 años. El hombre parecía preocupado por la suerte corrida por el nene. Fue él quien señaló que la madre de Axel se gana la vida "ejerciendo la prostitución. La mujer tenía encuentros íntimos con hombres en su casa". Tal vez las condiciones de marginación en que se desarrollaba su vida cotidiana lo obligó a optar por ese camino para poder sobrevivir. La casa que ocupa así lo denota: un miserable rancho rodeado por un patio de tierra.

  Los vecinos dijeron que poco sabían acerca de la mujer. "No sé de qué vivía. Nunca hablaba con ella", dijo un hombre que vive cerca de la casa del nene desaparecido. La misma respuesta dio a La Capital otro hombre sesentón y curtido por los pesares de una vida con carencias. "Llegué hace poco de Rosario y casi no la conocía", sostuvo.

  Mientras esto ocurría, una muñeca lucía tirada en el piso de tierra del patio. Y a unos pocos metros, en el techo de la casa, podía verse unas pequeñas zapatillas. En el interior de la vivienda no había ocupantes y se la veía desolada. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario