Pandemia

Tras la meseta, esperan un nuevo pico de casos entre febrero y marzo

El director de Salud provincial, Rodrigo Mediavilla, se mostró atento a la evolución. "Ojalá me equivoque", dijo para pedir cautela

Miércoles 06 de Enero de 2021

El coronavirus sigue haciendo estragos en diversas partes del mundo. Mientras azota con dureza y produce nuevas cepas, las autoridades santafesinas miran con preocupación la evolución de la pandemia. “Entramos en un amesetamiento y se espera una aumento paulatino de casos para febrero o marzo”, estimó el director provincial de Salud, Rodrigo Mediavilla, al vaticinar: “Ojalá me equivoque”.

Santa Fe suma alrededor de mil casos diarios y ayer dio un salto brusco. A nivel provincial se reportaron 1.488, de los que 492 correspondieron a Rosario (ver página 5). Son números considerados no tan auspiciosos a la hora de pensar un verano más aliviado en materia de contagios.

Paralelamente, la tasa de letalidad también creció en forma sostenida. De los 42 pacientes que fallecieron ayer en Santa Fe, 20 correspondieron a la ciudad, que lleva ya más de 1.600 víctimas desde el comienzo del coronavirus en la región.

“La realidad es que se espera una suba de casos para las próximas semanas. Ahora, se está visualizando un amesetamiento de la curva y, en vez de un descenso, se han estancado los casos. Esto hace que estemos atentos, quizás no preocupados, pero estimo que habrá un aumento paulatino para fines de febrero, principios de marzo”, consideró Mediavilla para reflexionar: “Todo depende de nosotros, nada es inevitable, si no nos cuidamos se desmadra antes. Pero ninguna región se escapa a la estadística. Lo que pasa ahora en Europa lo veremos acá; el tema es cuándo y lo que más uno desea es estar equivocado con las proyecciones”.

A la hora de explicar un factor preponderante en la suba o amesetamiento de los casos, el funcionario recordó que la temporada estival es proclive a que la gente tenga contacto social, salga de vacaciones y otras actividades afines. “Lo más importante sigue siendo la conciencia ciudadana y con especial énfasis en los más jóvenes, que son los que menos acatan las recomendaciones del gobierno, los que menos sufren los efectos a diferencia de los adultos mayores.

Responsabilidad

Por su parte, la ministra de Salud santafesina, Sonia Martorano, exigió mucha responsabilidad a los santafesinos que viajen a los centros de turismo, al advertir que “si no se modifican algunas conductas crecen los contagios y se favorece la mutación del virus”.

El lunes por la noche, Martorano participó del reporte de casos diarios y encendió las alertas en la provincia con la vuelta a fase 1 de la localidad de Tostado.

“Esto siempre se puede replicar”, dijo para no descartar que alguna otra ciudad, Rosario incluida, pueda retroceder de fase. Y, de inmediato, le pidió responsabilidad a las personas que viajan a pasar sus vacaciones a los principales centros de turismo del país como, por ejemplo, la costa atlántica bonaerense.

En varios de esos lugares se vieron durante el último fin de semana masivas reuniones de jóvenes que no respetaban ninguna de las medidas de prevención de contagios que impusieron las autoridades sanitarias. Esas concentraciones favorecen la propagación del Covid-19 e implican un riesgo sanitario para toda la población.

“Muchos grupos de jóvenes que están viajando a las playas de la costa. Vemos que se reúnen, que hacen fiestas y que no usan barbijos. Esos jóvenes un día vuelven y ahí es entonces que puede haber posibilidades de contagios”, señaló la ministra.

Turismo y cuidados

“La buena conducta no es solo la que se lleve adelante acá, que está bastante bien, sino la que tengan quienes se vayan de turismo. No es que no se puede hacer turismo. Se puede hacer, pero con cuidados, porque estamos en una pandemia. El turismo no es igual que otras veces. Hay que hacerlo en burbujas, con barbijos, evitar socializar”, agregó.

Mutaciones

Asimismo, la ministra advirtió: “A mayor contagio se producen mutaciones, cambios de cepas de coronavirus”, y explicó: “Esto quiere decir que el virus quiere sobrevivir. Esa mutación implica eso, que quiere sobrevivir en el organismos. Por eso hay que bajar los niveles de socialización”. Martorano sostuvo que la provincia tiene una base de mil casos por día. “No estamos hablando de niveles bajos. Tenemos que tener niveles que no saturen el sistema de salud y parece que eso no preocupa. Cualquier variante hará que esto produzca un brote”.

La funcionaria aclaró que, a pesar de la situación que se vive en la provincia de Buenos Aires, donde se registró un incremento de los contagios, en Santa Fe la situación no es grave aún. “Estamos a tiempo de impedirlo”, enfatizó Martorano.

Jovenes al tope en los contagios

Según se desprende del informe que semanalmente realiza la Secretaría de Salud Pública del municipio, el mayor porcentaje de contagios se sostiene en la franja etaria de 30 a 44 años, seguida por el grupo de personas de entre 15 a 29 años, luego los grupos de 45 a 59 años, 60 a 74 años y 75 y más. Cabe mencionar además que Rosario registró más de 1.600 decesos por Covid-19, con una tasa de letalidad de 2,31.

En cuanto a la ocupación de camas, el nivel de ocupación en el sector público es de un 59% en camas críticas de adulto; un 77% en camas generales de adultos y un 14% en camas Covid. El privado tiene una ocupación del 58% en camas críticas de adultos; 41% en camas generales de adultos y 10,5% en camas Covid.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS