La ciudad

"Todas las fotos que tengo mías son con ellos, no tengo otras"

Con esa frase Gustavo Siryi resumió el vínculo que lo unía con las víctimas fatales del ataque. Recuerdos, anécdotas y apodos que ahora duelen

Domingo 05 de Noviembre de 2017

Gustavo Siryi perdió a cinco amigos "de toda la vida" en el atentado terrorista del martes en Nueva York y ahora, cuando 8 mil kilómetros más al sur repasa sus recuerdos registrados en viejas cámaras fotográficas de rollo, advierte algo de lo que no tenía conciencia: "Todas las fotos que tengo mías son con ellos o con mi familia; no tengo otras".

"Nadie espera que se te mueran cuatro o cinco amigos en un día", señaló Siryi, con dolor, desde su casa en la zona norte.

En el Rowing Club, Siryi conoció hace cuatro décadas a Diego Angelini y Alejandro Pagnucco, quienes más tarde sumaron al grupo a Ariel Erlij y Hernán Ferruchi, cuatro de los cinco argentinos asesinados.

Para Siryi, invariablemente, ellos son "Cope", "Picho", "La Momia" y "Pitu", a quienes en todo momento menciona como "los chicos", pese a que todos pisaban los 50 años. La quinta víctima local de Manhattan fue Hernán Mendoza.

"Yo conocía a los diez que viajaron", contó Siryi, de 46 años, a la agencia Télam, casi al mismo tiempo que mostraba una fotografía del inicio de aquella amistad "de toda la vida", en la que aparece con la remera verde del equipo de vóley de Rowing junto a Angelini, Erlij, Ferruchi y Pagnucco.

"Todas las fotos que tengo mías son con ellos o con mi familia, no tengo otras", dijo. Y agregó: "Si me iba de vacaciones era con ellos; si iba a los cumpleaños, era con ellos".

Esa amistad perduró con los años y "después nos pusimos de novio, fuimos a los casamientos, vimos el nacimiento de nuestros hijos", repasa Siryi.

"El viernes hable con Cope (Angelini). Ibamos a ir a comer, pero me dijo que al otro día se iban de viaje y que volvían el domingo (por hoy). Quedamos en encontrarnos el martes para ver las fotos y que me contara las anécdotas", relata Siryi.

El martes por la noche Siryi vio la noticia del atentado en Nueva York. "No le presté mucha atención; como una noticia más, de esas que uno ve sin mirar", relató, y contó que un rato más tarde un cliente lo llamó angustiado: "Parece que murió La Momia'; está saliendo en la tele".

El primer nombre que se conoció de los fallecidos fue el de Ariel Erlij, empresario promotor del viaje, que solventó parte de los gastos de quienes no podían.

"Cuando dijeron que había más argentinos, los llamé a Picho y a Diego por WhatsApp", cuenta Siryi. "No me atendieron y les mandé un mensaje escrito: «Llamame, me enteré lo del accidente»".

La respuesta no llegó. Un amigo en común que estaba en Nueva York logró comunicarse con Brajkovic y le anunció a Siryi lo que no quería saber.

ocho corazones. En el lugar del hecho, colocaron los nombres de todas las víctimas fatales del atentado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario