La ciudad

Sin plan de contingencia

Miércoles 19 de Junio de 2019

Las leyes están aprobadas, sin embargo, las familias que dependen de la energía eléctrica para vivir exigen que se implementen sistemas de alerta y procedimientos que, en casos extremos como el que sucedió el domingo pasado, no queden al borde de la muerte.

En abril de 2017 el Congreso sancionó la ley de electrodependientes y el Ejecutivo la promulgó en mayo, estableciendo la gratuidad del servicio de energía. En noviembre de 2018 lo hizo la Legislatura santafesina, que adhiriendo a la norma nacional sumó ese beneficio.

Pese a eso, el padre de un joven electrodependiente, Fabián Fiori, advirtió que "a nivel provincial aún estamos esperando la reglamentación de la ley, lo que nos permitiría tener un protocolo de actuación y un plan de contingencia en situaciones como la que pasamos", pero también algo tan sencillo como un sistema de comunicación directa y sin espera con la Empresa Provincial de la Energía (EPE) ante los cortes.

Para Fiori, tener un protocolo es fundamental para que "cada uno sepa lo que tiene que hacer y que no quede librado a las redes solidarias que en esos momentos responden a la necesidad. Eso es fundamental no cuando tenés un corte de apenas unas horas, sino cuando se dan situaciones de incertidumbre o suspensiones del servicio prolongado, donde incluso sepamos dónde tenemos que trasladar a los pacientes".

El trabajo de las familias, y ahora también de la Fundación Emperador, que Fiori preside, también llegó al Concejo, donde hay varios proyectos que esperan ser debatidos. "Es para mejorar la calidad de vida de muchas personas, pero siempre el tema se pone en agenda cuando pasan estas cosas y después queda perdido en la burocracia. Con esto quedó en claro que no podemos quedar más librados al azar", subrayó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario