La ciudad

Señalizarán el ex Batallón 121 como sitio de memoria del terrorismo de Estado

La actividad será el miércoles a las 17 en el predio militar de zona sur donde funcionó un centro clandestino de detención durante la última dictadura cívico-militar.

Domingo 31 de Agosto de 2014

El gobierno provincial, la Red Federal de Sitios de Memoria de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y el Museo de la Memoria señalizarán el miércoles a las 17 un sitio de memoria en la ex sede del Batallón de Comunicaciones 121 de Rosario, que funcionó como Centro Clandestino de Detención (CCD) desde mediados de 1976 hasta 1980. La señalización tendrá lugar en calle Lamadrid entre Ayacucho y Leiva.

De acto participarán el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la provincia, Juan Lewis, y funcionarios de su cartera, organismos de derechos humanos y autoridades nacionales, entre ellos representantes de la Red de Sitios de Memoria, así como expresos políticos y sobrevivientes que estuvieron detenidos en ese CCD durante la última dictadura cívico militar.

"En el ex Batallón de Comunicaciones 121 operaron los llamados Grupos de Tareas, integrados por personal del Ejército y de Seguridad, que secuestraron y torturaron a cientos de hombres y mujeres -algunas de ellas embarazadas- perseguidos por su militancia política, social y/o sindical, en el marco del plan sistemático de terror y exterminio implementado por la dictadura cívico-militar entre 1976 y 1983", explicaron desde la Secretaría de Derechos Humanos.

Agregaron que allí se llevó a un número indeterminado de presas y presos políticos a los cuales luego en el Comando del II Cuerpo -hoy Museo de la Memoria-, se les realizaban los denominados Consejos de Guerra, parodia de juicio militar en los que no había ni jueces, ni abogados defensores, en los que se decidía la suerte de los secuestrados. Luego eran trasladados a las diferentes unidades penales en las que quedaban a disposición del Poder Ejecutivo Nacional (PEN).

Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos subrayaron la importancia de hacer visible en toda la provincia la función que tuvieron estos lugares en el plan sistemático de terror y exterminio desplegado por la última dictadura cívico-militar, destacando la decisión del Estado democrático de dar a conocer y condenar estos hechos para que nunca más vuelvan a repetirse.

"En esta región del sur santafesino, las denuncias de los sobrevivientes de los centros clandestinos La Calamita, Quinta de Funes, Escuela Magnasco, La Intermedia y Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu, en diversos juicios, permitieron que se condene a prisión perpetua a muchos miembros de la patota de este circuito represivo al que estaban subordinadas la Gendarmería Nacional, las unidades penales y la Policía de Santa Fe", señalaron desde la Secretaría de Derechos Humanos.

Uno de los objetivos de la señalización es referenciar un sitio de memoria histórica, un lugar de reflexión y transmisión del pasado reciente, así como de promoción de los derechos humanos y los valores democráticos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS