Pandemia

Santa Fe evaluará a los alumnos de 6º grado la primera quincena de diciembre

Las pruebas son parte de un plan nacional. La secundaria también rendirá examen, pero en octubre de 2022.

Viernes 09 de Julio de 2021

La ministra de Educación de la provincia, Adriana Cantero, le puso fecha a las evaluaciones Aprender 2021-2022 previstas en todo el país y que son parte del Plan Nacional de Evaluación que este miércoles aprobó en forma unánime el Consejo Federal de Educación, tanto para el nivel primario como para el secundario. Cantero señaló que la evaluación censal se realizará durante la primera quincena de diciembre.

Los gremios que nuclean tanto a los docentes de las escuelas privadas como oficiales no objetaron el proceso, aunque Amsafé Rosario recalcó "la necesidad de que sean explicitados los criterios".

Las evaluaciones previstas para finales de 2021 incluyen, en el nivel primario, pruebas de lengua y matemática en 23 mil escuelas e incluyen a unos 770 mil alumnos de 6º grado. En el secundario, las pruebas de lengua y matemática se llevarán adelante en octubre de 2022 y serán evaluadas 13 mil escuelas de todo el país con más de 470 mil estudiantes. Y por primera vez, además de los contenidos se sumarán encuestas en línea tanto con equipos directivos y docentes como con estudiantes de los dos niveles.

La reunión del Consejo de la que participó el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, y los 24 ministros provinciales le dio luz verde "al plan integral de evaluación federal y nacional después de un largo trabajo de debate y consultas, de participación de los equipos técnicos, también del Consejo de Calidad Educativa y de analizar distintas propuestas jurisdiccionales", dijo Cantero y afirmó que el paso "significa un antes y un después, puesto que las evaluaciones nacionales anteriores sólo se centraban en recuperar los desempeños en los aprendizajes de los alumnos”.

Los plazos

La ministra precisó que de acuerdo a los consensos logrados durante la reunión del Consejo, las pruebas Aprender se llevarán adelante durante la primera quincena de diciembre para el nivel primario.

"Esa sería la fecha más adecuada para la aprobación de una prueba censal en sexto grado", dijo Cantero y agregó que en la discusión sobre los plazos tuvo que tomarse en cuenta el escenario epidemiológico y las diferentes modalidades que se están utilizando en cada provincia para sostener las clases en el marco de la pandemia de coronavirus.

Al mismo tiempo, indicó que "las pruebas son un recorte que tiene que ser planificado y adecuando los tiempos" y consideró que "tiene que entrar en relación con las otras variables que permiten comprender y trabajar en la mejora de todos los procesos escolarizados a partir de la información que arroja la evaluación”.

El secundario, en cambio, está previsto que sea evaluado recién en 2022. Sin embargo, entre agosto y septiembre, serán los adolescentes de 15 años los que deberán responder sobre ciencias, lengua y matemática en el marco de una prueba piloto del PISA Digital 2022 (Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes). Esa instancia también fue aprobada por el Consejo y, en forma definitiva, tiene fecha para octubre de 2022.

Un escenario inédito

El titular del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), Martín Lucero, consideró que "la evaluación es necesaria después de un escenario inédito como el de la pandemia, sobre todo para definir las políticas a futuro" y agregó que esta vez se da una situación única.

"No solo deberán evaluar a docentes y alumnos, sino a familias, porque a diferencia de otras veces el proceso se dio en las casas", señaló y agregó: "Si los resultados son malos, el único responsable será el Estado ante la gestión de emergencia y no los docentes y los alumnos".

Si bien sobre el hecho que sea en diciembre consideró que "puede ser una época del año donde los chicos tienen muchas demandas", aclaró que "si se deja en claro que es sobre el sistema y no sobre los alumnos, no debería haber problemas".

Para Lucero, se trata de poder hacer un balance sobre "un nuevo paradigma" y opinó: "Lo necesitamos porque no podemos haber pasado todo esto para después volver al 2019, tenemos que pensar en la sociedad que viene y en que hay elementos de la convivencia entre la presencialidad y la virtualidad que seguramente vinieron para quedarse".

Por su parte, el titular de Amsafé Rosario, Gustavo Terés, objetó la falta de consulta al sector de los docentes, pero sobre todo señaló la necesidad de que "sean explicitados los criterios de evaluación que se utilizarán".

El dirigente opinó que "las evaluaciones nunca son neutrales" y consideró que "lo que debe analizarse en esta etapa sobre todo es cuáles fueron las políticas públicas para saber, por ejemplo, por qué el sistema educativo santafesino tiene a más de 70 mil niños y niñas que no tuvieron vínculo con la escuela".

Terés recalcó que el diagnóstico se da sobre una situación de emergencia que "no hizo más que profundizar la fragmentación y las desigualdades, porque las casas de los alumnos se convirtieron en escuelas y las casas de los docentes en lugares de trabajo". En ese último punto señaló que "no todos los maestros tienen el mismo piso de formación para trabajar en la virtualidad y tuvieron muchas carencias para poder desarrollar herramientas con una pronunciada ausencia del Estado".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario