La ciudad

Robos y destrozos en un jardín de infantes de la hermana Jordán

Por cuarta vez vandalizaron la institución donde asisten 70 chicos de 3 a 5 años. Se llevaron estufas y muchos objetos de valor.

Jueves 04 de Julio de 2019

Otra vez los episodios de violencia intentan obstaculizar las tareas de los espacios educativos y de inclusión social en los barrios de la ciudad. Es que en la madrugada de ayer fue saqueado por cuarta vez el jardín que fundó la hermana María Jordán, en Mariano Cabal al 1400 bis, y en la zona noroeste de Rosario se multiplicaron los gestos de dolor y bronca por esta sucesión de hechos.

En esta ocasión, delincuentes ingresaron a la institución, provocaron destrozos y se llevaron elementos valiosos. Los maleantes robaron estufas, material didáctico, juguetes, vajilla, una pava eléctrica, y un equipo de audio con micrófono que se utiliza habitualmente para los actos en el jardín.

Según las primeras investigaciones, los ladrones violentaron las rejas y las puertas de ingreso del jardín de infantes Niño Jesús y, una vez adentro, se dedicaron a sacar elementos de mucho valor para las autoridades de la entidad y también para los chicos, y a vandalizar.

Vale precisar que el humilde establecimiento está ubicado en el predio que dirige la hermana Jordán, en el barrio Madre de la Esperanza, barrio Toba. Al jardín asisten alrededor de 70 niños de 3, 4 y 5 años.

"Esto nos da mucha bronca, porque uno deja la vida acá. La hermana hace alrededor de 20 años que trabaja en el barrio, y que sea la misma gente de acá la que hizo esto nos duele realmente mucho. La vida en los barrios está muy dura", comentó apesadumbrado Bernardo, uno de los colaboradores de la institución educativa, quien además confirmó que "ésta es la cuarta vez que pasa esto".

"Hay mucha droga y mucha violencia. Pero más allá de todo, aunque parezca que con estos hechos no se valora el esfuerzo de la gente que trabaja por los demás, por nuestra formación y por nuestra función social, seguimos apostamos a la educación que es lo que puede sacar a estos chicos adelante", se encargó de destacar Bernardo, con la angustia a flor de piel.

Cuarta vez

Este colaborador contó que "es la cuarta vez que sucede esto", y de la misma manera reconoció: "No sabemos quién pudo haber sido. No tenemos identificados a los autores. Pero parece que hay algún sector del barrio que no quiere la presencia de esta comunidad".

Debido a estos episodios, las actividades fueron suspendidas ayer en el jardín. El panorama era desalentador. Muebles rotos, rejas forzadas, cajas abiertas, todo revuelto y tirado en el piso. Daños importantes en paredes, puertas y ventanas. Sólo por la determinación, la entrega y el corazón que le ponen cotidianamente quienes trabajan en el jardín, la entidad seguirá adelante.

Angustia y tristeza

Las maestras expresaron toda su angustia y una profunda tristeza ya que este tipo de ataques afecta directamente a chicos muy pequeños, que acuden a esta entidad para esquivarle al frío del invierno, para alimentarse con una copa de leche y desde ese gesto de atención establecer lazos sociales y trabajar consignas educativas iniciales.

"Ahora, sin estufas, y con todo roto, va a ser muy difícil poder cumplir con lo que hacemos todos los días", remarcó una de las docentes del jardín. "Nos robaron una consola con micrófonos que usábamos mucho, las estufas, microondas, una pava eléctrica, y también hay muchos daños materiales que no sabemos cómo vamos a afrontar", agregó dolida la maestra.

De esta manera, otras vez el jardín quedó en manos de los gestos solidarios de los rosarinos. Ante este marco de enormes necesidades, quienes quieran ayudar y colaborar con la institución pueden comunicarse al 156-460493.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario