La ciudad

Los concejales avalaron la llegada de los food trucks con comida saludable a Rosario

Resolvieron que la distancia que debe existir entre un food truck y un restaurante o bar sea de 200 metros, y que puedan acceder a una licencia personas que tengan más de una actividad comercial.

Viernes 16 de Octubre de 2015

Luego de largas semanas de debate, los food trucks (camiones de venta de comida elaborada y que funcionarán de manera rotatoria) fueron aprobados ayer por el Concejo, que dio luz verde a las propuestas unificadas de los ediles Martín Rosúa, Carlos Comi y Jorge Boasso, con modificaciones introducidas por consenso con los distintos sectores involucrados. A solicitud de la Asociación de Hoteleros Gastronómicos, se modificaron algunos aspectos del proyecto original, tales como la distancia que debe existir entre un food truck y un restaurante o bar (se extendió a 200 metros) y la posibilidad de que puedan acceder a una licencia personas o empresas que tengan más de una actividad comercial.

Según explicó Rosúa, titular de la Comisión de Producción y Empleo, los food trucks poseen tres grandes ventajas: la posibilidad de brindar alimentación de calidad a precios accesibles, su radicación como una herramienta de generación de fuentes de trabajo y la revitalización de los espacios públicos como lugar de encuentro para los rosarinos. 
 
“Con esta propuesta queremos estimular el consumo de comida a un precio accesible, manteniendo la calidad del servicio y con materias primas frescas. Para ello es importante abrir este tipo de espacios alternativos. Y posibilitar que emprendedores formados en la gastronomía tengan oportunidades laborales y de inversión”, destacó, por su parte, Comi. Boasso, en tanto, señaló que “los food trucks son un fenómeno mundial, generan movimiento, revitalizan espacios y hoy en día califican por su calidad en el servicio y la materia prima que ofrecen”. 
 
La Municipalidad será el organismo de aplicación para determinar los lugares en los cuales podrán emplazarse los food trucks y los requisitos que se solicitarán para su habilitación. En ese sentido, los autores
de la iniciativa coincidieron en que será necesario “un consenso con todas las partes involucradas para que haya una convivencia correcta y sin inconvenientes”. 
 
Los concejales aclararon que “sólo podrán comercializar alimentos y bebidas acreditando que la procedencia de los productos, o sus insumos, provengan de establecimientos debidamente registrados y habilitados”. Además, adelantaron que deberán hacerse estudios para establecer las zonas de ubicación y las distancias de los mismos entre sí y con los comercios existentes. “Lo que distingue a los food
trucks es el concepto de ofrecer alimentos de calidad a buenos precios para quienes almuerzan fuera de casa todos los días”, destacaron los ediles.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS