La ciudad

La provincia lanzó una campaña popular para pintar las escuelas

El gobierno provincial acaba de lanzar una convocatoria inédita: se trata de la campaña de trabajo voluntario Abracemos la Escuela de Nuestros Hijos, que el 16 de febrero intentará dejar a nuevo las paredes de los establecimientos educativos santafesinos.

Martes 22 de Enero de 2008

El gobierno provincial acaba de lanzar una convocatoria inédita: se trata de la campaña de trabajo voluntario Abracemos la Escuela de Nuestros Hijos, que el 16 de febrero intentará dejar a nuevo las paredes de los establecimientos educativos santafesinos. Todos podrán participar. Con su mano de obra, desde los padres de los chicos hasta los vecinos, las entidades barriales, los negocios, las iglesias, las organizaciones sociales y los grupos juveniles. Y donando insumos (pintura, pinceles, brochas, espátulas y lijas), las cámaras empresarias, industrias, supermercados, ferreterías, pinturerías, cooperadoras y cooperativas.
  El objetivo de la propuesta, explicó ayer el director provincial de Bienestar Docente, Leonardo Panozzo, apunta a “generar una gran movilización alrededor de la escuela” y de ese modo lograr que “la educación se instale como eje en la agenda pública santafesina”.
  El funcionario se encargó de aclarar que la propuesta “no pretende de ningún modo poner sobre los hombros de la comunidad la principal responsabilidad del Estado en materia educativa”. Un compromiso que —recordó— “quedó claro con la primera señal que asumió el gobernador Hermes Binner al crear el Fondo de Atención de Necesidades Inmediatas para las Escuelas con Problemas Edilicios”, que ya empezó a enviar partidas (ver aparte).

Con brocha gorda. La idea de la campaña Abracemos la Escuela de Nuestros Hijos es que el sábado 16 de febrero toda la sociedad se movilice en torno a la educación.
  “La convocatoria fue lanzada por el propio Binner, que ese día prometió ponerse el traje de pintor junto a la vicegobernadora Griselda Tessio”, adelantó Panozzo.
  La organización, dijo, será indispensable para que el trabajo voluntario termine resultando efectivo. Por eso, cada regional de Educación deberá enviar al ministerio el listado de las escuelas dispuestas a participar de la campaña, ya que será optativo.
  En el caso de Rosario, la planificación del operativo contará con el apoyo de la Municipalidad y seguirá el diagrama descentralizado que funciona en la ciudad.

Reunión en los distritos. “Probablemente el viernes próximo los centros de distrito convocarán a directivos y cooperadores de las escuelas para dar detalles de la campaña” y, entre otras cosas, orientar con una “sencilla planilla de relevamiento” sobre cómo se deben medir las superficies a pintar para calcular la pintura necesaria, adelantó Panozzo.
  El objetivo es que el día de la “jornada solidaria” cada escuela tenga claro quiénes pintarán y con qué recursos. La tarea podrá hacerse sólo en el exterior o también en el interior del establecimiento, e incluso sumar la limpieza de los bancos.
  Los centros de distrito convocarán además a entidades barriales para saber si están dispuestas a colaborar con la iniciativa. Por lo pronto, los ex combatientes de Malvinas ya adelantaron que sumarán su trabajo voluntario y la Dirección de Parques y Paseos contribuirá con la limpieza de espacios verdes cercanos a las escuelas.
  Las entidades y particulares que acepten sumarse a la campaña a través de la donación de insumos deberán comunicarse por ahora, de 8 a 20, con la Región VI del Ministerio de Educación a los teléfonos 472-8638/42.
  Según adelantó la titular de la delegación, Marta Díaz, es probable que en los próximos días tanto las donaciones como la inscripción para realizar el trabajo solidario también se registren en los centros de distrito.
  La funcionaria también recordó que durante el año pasado 52 escuelas de Rosario habían solicitado pintura al ministerio, aunque aclaró que por tratarse de una “jornada optativa” ese listado podría ampliarse o achicarse.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario