La ciudad

"En el rubro asadores, Rosario es una plaza muy competitiva"

La dupla rosarina que ganó el Campeonato Federal del Asado, representando a Santa Fe, destacó el nivel de la gastronomía local

Martes 22 de Agosto de 2017

Marcelo Herrera y Pablo Ramallo Oliva conformaron el equipo que se impuso en la segunda edición del Campeonato Federal del Asado que se desarrolló el fin de semana pasado en la ciudad de Buenos Aires. Estos cocineros viven hace muchos años en Rosario, trabajan hace 8 años en el buffet Free Pass del complejo City Center y representaron a la provincia de Santa Fe en esta atractiva competencia que se realizó en el corazón de la avenida 9 de Julio, a los pies del emblemático obelisco porteño.

"En Rosario hay muy buenas parrillas y también muy buenos asadores", se encargó de recalcar Ramallo Oliva en contacto con este diario. "La verdad es que siempre hay algún lugar donde se puede comer un buen asado, ya sea por avenida Pellegrini, Pichincha o la zona costera, hay muy buenos lugares de asado. Y también buenos pescados. En el rubro asadores, Rosario es una plaza realmente muy competitiva", destacó el asistente de la dupla vencedora.

"Nosotros nunca habíamos participado de un concurso de estas características. Nunca se dio. Por suerte nos animamos y salió todo muy bien. La verdad es que fue una experiencia increíble, inolvidable. Por eso nunca le voy a dejar de agradecer a Marcelo, que me dio esta posibilidad de cocinar al lado suyo", confió Pablo, todavía emocionado.

En ese sentido, vale comentar que estos asadores fueron seleccionados por Uthgra Rosario. "A cada seccional le tocaba elegir a su criterio sus representantes. Sin dudas, a Marcelo lo seleccionaron por su experiencia, ya que hay mucha gente que lo conoce, y saben cómo cocina", apuntó Ramallo Oliva.

Acerca de la estrategia implementada en la competencia, contó que "en el trabajo lo fuimos planificando y practicamos un poco lo que queríamos hacer. Por eso le queremos agradecer mucho al City Center que nos permitió hacer esto. Y a Uthgra seccional Rosario, que también colaboró mucho con nosotros".

Vale recordar que los participantes tuvieron que cocinar tres cortes de carne vacuna predefinidos: vacío, asado de tira ancha y colita de cuadril. Sobre la clave del acceso al triunfo, subrayó: "Creo que logramos una muy linda presentación con los platos que nos prestó el casino. Le pusimos mucho sabor y eso nos diferenció del resto. La mayoría a la carne le puso sal y nada más, pero nosotros queríamos sobresalir y le pusimos mucho sabor, sobre todo al vacío. Y al asado una capa de sal con condimentos secos arriba, que le dieron muy buen toque de sabor. Y la verdad es que la colita de cuadril salió jugosa, creo que todo lo que hicimos estuvo en su punto especial".

Pablo indicó que "el jurado estuvo integrado por responsables de ocho parrillas reconocidas de Buenos Aires, referentes del gobierno, del sindicato de la carne, y dos vecinos que fueron elegidos por sorteo".

En relación al momento en que comenzaron a sentirse ganadores, Pablo explicó que "siempre estuvimos muy confiados, conseguimos una muy buena presentación, estaban bien los puntos y muy sabrosa la carne. Ahí nos dimos cuenta que teníamos chances de ganar".

Acerca del punto de cocción de la carne, que se consume de diferentes maneras alrededor del país, comentó que "el rosarino, por lo general, come más a punto, tirando a cocido, no tan rojo como en Buenos Aires. Igual, hay algunos cortes que es un crimen cocinarlos de más. Pero siempre tuvimos en claro que teníamos que cocinar para los comensales, y no para nosotros".

Profundizando en el momento de la consagración, este joven asador apuntó que "nos enteramos que ganamos por un payador que estaba improvisando al aire en ese momento. Lo primero que sentimos fue que era una especie de reconocimiento a nuestro trabajo. Y en seguida comenzamos a pensar en nuestras familias".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS