La ciudad

El cuadro de Murillo que había sido robado regresó al Museo Estévez

La obra, valuada en 3 millones de euros, fue sustraída hace 35 años y recuperada en octubre por la policía uruguaya. Ayer volvió a engalanar la ciudad.

Viernes 28 de Diciembre de 2018

La restitución del cuadro "La asunción de Santa Catalina", del pintor español Bartolomé Esteban Murillo, en el Museo de Arte Decorativo Firma y Odilo Estévez se vivió ayer como una auténtica fiesta que excedió el marco cultural. La costosa obra que fue robada de allí por un grupo comando en 1983 y se logró detectar hace pocos días en Uruguay, regresó a su sitio natural y podrá ser disfrutada por los rosarinos luego de los trabajos de restauración que demandarán alrededor de seis meses.


Con autoridades municipales, artistas locales y una gran cantidad de medios se desarrolló el evento de presentación de esta pieza que vuelve a engalanar los espacios de esta casa museo, luego de un extenso periplo de 35 años en manos de delincuentes que se dedicaban a la comercialización ilegal de obras de arte.

El clima fue de palpable alegría y también sirvió para representar el festivo cierre del 50º aniversario del Museo Estévez. Pocos minutos después de las 19.30, cuando arribó la intendenta Mónica Fein, comenzó el acto en la Loggia, un patio de invierno de la casa que vistió sus mejores galas para esta celebración.

"Esta es una fiesta de recuperación, de la democracia. Algo que fue robado puede volver a su lugar, y ese es todo un símbolo cultural", destacó la intendenta Fein. "Es una gran alegría poder recuperar este patrimonio para toda la ciudadanía", agregó la mandataria.

A su turno, el secretario de Cultura municipal, Guillermo Ríos, señaló que "la ciudad recibe algo de su patrimonio que le fue robado. Es una recuperación que representa mucho para la cultura de la ciudad. Es una enorme alegría poder cerrar el año de esta manera".

En tanto, la directora del Museo Estévez, Analía García, resaltó que "este cuadro forma parte de la historia de nuestra ciudad. Es una profunda emoción para todo el museo poder recuperar esta pieza". Y a la vez precisó que cuando el cuadro finalice los trabajos de rehabilitación, será expuesto en la Sala Española del Museo.

Por su parte, Clarisa Appendino, subsecretaria de Industrias Culturales y Creativas, apuntó que "estas acciones de gente de la ciudad y del arte son de un enorme valor, nos otorgan la posibilidad de seguir escribiendo y pensando la historia de nuestra ciudad".

Desde Buenos Aires

Previamente, en un acto celebrado en la sede del Ministerio de Seguridad de la Nación, en Buenos Aires, se realizó en el mediodía de ayer la restitución formal de la pintura a través de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien estuvo acompañada por el secretario de Cultura nacional, Pablo Avelluto.

La obra fue trasladada a la ciudad bajo un celoso sistema de seguridad.

El cuadro de Murillo está valuado en tres millones de euros y estaba colgado en la casona que perteneció al matrimonio de Firma Mayor y Odilo Estévez. Estaba ubicado en la antigua sala de visitas, donde la pareja recibía a sus invitados más formales o hacían relaciones públicas.

Tras la muerte del matrimonio, el edificio fue donado al municipio junto a la importante colección artística que la pareja, dedicada a la producción y al comercio yerbatero, conformó durante más de 40 años.

En la emotiva presentación de ayer, junto a la pintura sevillana recuperada estaba, de pie, también en el rol de centinela simbólico, el marco original del cuadro que fue conservado por el Museo Estévez.

"Esto vuelve a ser patrimonio de todos. Como rosarinos debemos enaltecer este día histórico. Se recuperó parte del patrimonio de Rosario. Con este tipo de obras y conductas de preservación, se alcanza una trascendencia local, pero también nacional e internacional. La presencia de este Murillo debe enorgullecer a toda la ciudad", remarcó Analía García, la directora del Museo Estévez.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});