La ciudad

Educación investiga el caso del ex ministro de la dictadura en un colegio

“Estamos trabajando duro en el tema, de la mejor manera posible, para aseguramos que cómplices de la dictadura no puedan influir, ni tener directa relación con la educación santafesina”, dijo a LaCapital.com.ar el director provincial de enseñanza privada, Germán Falo, sobre el ex ministro de Educación de la dictadura, Ricardo Bruera, quien preside el Colegio Rosario.

Lunes 18 de Julio de 2011

“Estamos trabajando duro en el tema, pero queremos que se sigan los pasos de la mejor manera posible, para aseguramos que cómplices de la dictadura no puedan influir, ni tener directa relación con la educación santafesina”, dijo a LaCapital.com.ar el director provincial de enseñanza privada, Germán Falo, en referencia del ex ministro de Educación de la dictadura, Ricardo Bruera, quien preside el Colegio Rosario.

Lo que parecía imposible: sacar a Bruera definitivamente de la Educación santafesina, parece estar cada vez más cerca de concretarse. El puntapié lo dieron los chicos de la UES y la Agrupación Hijos, cuando en marzo pasado realizaron un escrache  para recordar que quien había organizado el Operativo Claridad, de “depuración ideológica” y por el que se persiguieron y asesinaron estudiantes y docentes, estaba todavía al frente del colegio privado de Ocampo 15 bis de la ciudad.

 Una madre que enviaba a sus hijos a esa institución quiso saber más, preguntó sobre la veracidad de esa denuncia y terminó amenazada por el representante legal del Colegio Rosario, Claudio Muricilli. Al final esta familia decidió retirar a los chicos de la escuela.

 Pero no todo quedo ahí. Verónica Tsernostopulos hizo saber públicamente lo que había pasado. Eso fue clave para que el Ministerio de Educación de Santa Fe interviniese en el caso. Esta mujer y su esposo fueron recibidos por el Servicio de Enseñanza Privada (Spep) donde formalizaron el reclamo, lo cual permitió abrir una investigación de oficio en el colegio.

 “Estamos en pleno proceso de la investigación. Hemos recibido a la familia que hizo la presentación, le solicitamos que la formalice y así lo hicieron. También ya nos hemos reunido con el representante legal”,  respasó el director Germán Falo a este medio.

La investigación está orientada a dos cuestiones principales: evaluar si existieron tratos inapropiados por parte del representante legal, Claudio Murcilli, hacia la familia denunciante y si Ricardo Bruera “tiene participación en los procesos pedagógicos de la escuela”.

 La escuela está presidida por la Asociación para la Promoción del Desarrollo de las Ciencias de la Educación (Aprodece), desde que se creó en 1979. Desde entonces y hasta la fecha Bruera ha sido miembro de esa asociación.

 Un dato para no desconocer y tratar de entender que Bruera no se sostuvo sin el apoyo de muchos funcionarios de la democracia es que si bien al escuela primaria fue creada en tiempos de la dictadura, el secundario se aprobó en 1984 (Vernet era gobernador) y que enseguida empezó a recibir los subsidios para funcionar.

 Actualmente recibe el 100 por ciento de subvención para el pago de los salarios de los docentes, y recibe a unos mil alumnos desde el nivel inicial hasta el terciario (se dicta un profesorado de enseñanza).

 Reclamo de la UES

 Hoy los hijos de Verónica comienzan las clases en otra escuela. El nene en el preescolar y la nena en tercer grado. Con dolor la mamá contaba hace dos semanas _cuando se conoció el hecho, la tristeza enorme que sentía por tener que alejarlos de sus compañeros. Pero también, confesaba que se sentía amenazada por haber querido saber la verdad.

 Los estudiantes de la UES a través de un comunicado que titularon “Un represor no debe hacer jurar la bandera”, expresaron que el objetivo que buscan es alejar al ex ministro y cómplice civil de la Dictadura Militar de este colegio.

 Saludan que lo que fue un reclamo por verdad, memoria y justicia hoy lo haya tomado el Ministerio de Educación de la provincia, investigando la denuncia de estos padres. “Nuestro objetivo era alertar a la sociedad, _explican_ y ese fue un objetivo cumplido, ya que no sólo personas ajenas a la institución escucharon los cánticos de memoria, sino también la madre de dos alumnos de dicho colegio”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario