La Ciudad

Delta del Paraná: el humo altera cada vez más a los rosarinos

Las condiciones climáticas siguen siendo preocupantes y los incendios se extienden. El escenario podría cambiar mañana con lluvias

Jueves 24 de Septiembre de 2020

Los incendios en el Delta del Paraná se siguen multiplicando y la región continúa sometida a los efectos del fuego, atravesando un auténtico desastre ambiental. Las quejas por inconvenientes para dormir y por problemas respiratorios dominaron ayer las redes sociales. El humo alteró, otra vez, a los rosarinos y los especialistas esperan que se cumpla el pronóstico de lluvia para mañana, para poder acercar un poco de calma a una situación cada vez más crítica.

En ese marco de inquietud, para comprender la envergadura del problema, desde el Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) aseguraron ayer que el aire que se respira se encuentra en niveles cinco veces más tóxicos, en relación a los valores normales establecidos por la provincia, estipulados en 0,15 miligramos por metro cúbico.

Vale recordar que el primer relevamiento, realizado a mediados de agosto, había otorgado resultados que superaban tres veces el máximo tolerable. Y el último estudio arrojó una cifra todavía mayor, cinco veces superior al máximo tolerable. Ese nivel expone que el aire que respiran los rosarinos es cada vez más tóxico producto de los incendios de las islas.

“Las partículas sedimentables son mayores y menores a diez micrones, y pueden alojarse en nariz y garganta. Y otras pueden ingresar a los pulmones”, advirtió alarmado Matías De Bueno, integrante del observatorio de la UNR.

Por este motivo le están solicitando a las autoridades provinciales que reglamenten la ley de humedales, que está aprobada desde diciembre del año pasado.

Las condiciones climáticas en la región siguen siendo muy preocupantes y los focos de incendios se extienden en la zona del Delta del Paraná, pero los especialistas apuntan que el escenario puede llegar a cambiar cuando comience a rotar el viento, a partir de mañana. Con este panorama, el humo continuará provocando problemas ambientales en las próximas horas, ya que la dirección del viento no ayudará a la ciudad en lo inmediato.

Para intentar controlar esta angustiante situación, ayer trabajaron duramente más de 50 brigadistas entre bomberos de Santa Fe, policías de Entre Ríos, agentes de parques nacionales y de la policía federal.

Y en la ciudad, el humo ganó la pulseada escénica y se convirtió en protagonista principal. Ese atravesamiento le otorgó ayer al cielo diferentes colores que fueron variando del gris al rojizo, con altos valores de contaminación.

Este fenómeno recién ser iría a partir de mañana, con el esperado arribo de las precipitaciones que anuncian los meteorólogos, y que aguardan todos los rosarinos.

En la jornada de ayer, los focos de incendios más importantes se situaron frente a la localidad de San Lorenzo, y allí trabajaron los brigadistas. “Necesitamos la lluvia para tener un respiro”, señaló el director de Protección Civil de la provincia, Roberto Rioja, quien remarcó que detrás de los focos ígneos “hay una acción deliberada de algún sector, tal vez con interés inmobiliario”.

Acciones deliberadas

Rioja puntualizó que detrás de los incendios “hay una acción deliberada”. Y explicó: “Estamos convencidos de eso, porque hay pruebas del Ministerio de Medio Ambiente, que ya fueron elevadas a la Justicia. Los seres humanos somos así: parece que necesitamos un chirlo para portarnos bien. Ojalá, la gente tome conciencia y piense en los demás”.

Al ser consultado sobre quiénes estarían detrás de esos fuegos, el funcionario destacó que “no puedo decirlo porque me metería en un lío, pero hay varios sectores. En un principio, se habló de productores agropecuarios, pero a esta altura del año ya empieza a crecer el pasto y no serían ellos. Debe haber algún sector con intereses inmobiliarios”.

“El lunes estuvimos trabajando frente a Villa Constitución, pero no se pudo extinguir del todo. Hoy (por ayer), tuvimos que trabajar en el incendio frente a San Lorenzo, que es el que llevó mucho humo a Rosario”, precisó Rioja.

Más de 28.900 hectáreas afectadas

El último reporte oficial del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) indicó que desde el 1º al 15 de este mes fueron reportados en Santa Fe 74 incendios, y que atacaron una superficie estimada de 28.950 hectáreas, especialmente en el Delta de Paraná.

En ese lapso, se desplegaron en ese sector dos aviones hidrantes del SNMF, un avión observador, dos helicópteros del Ejército, brigadistas de parques nacionales y de Policía Federal.

Además de Santa Fe, los incendios están atormentando a Entre Ríos, Córdoba, San Luis, Mendoza, Jujuy, Tucumán, Chaco, Buenos Aires, Salta, Catamarca, Corrientes, La Pampa, y Santiago del Estero.

Además, advirtieron que “el 95 por ciento de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas, siendo los principales escenarios la preparación de áreas de pastoreo con fuego; fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas, y el abandono de tierras”.

Y remarcaron que “los factores climáticos, como la falta de precipitaciones, las temperaturas elevadas, el bajo porcentaje de humedad, las heladas constantes, y los vientos fuertes, inciden en su propagación. Por eso, hay que ser muy cautos, cuando se dan estas condiciones, para evitar que los incendios se propaguen”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS