La ciudad

Cumplió la mayoría de edad en pleno conflicto bélico

Tahiana había llegado en enero de 1982 a la localidad de Sarmiento (Chubut) para hacer el servicio militar.

Domingo 04 de Noviembre de 2018

El 3 de marzo de 1982 Tahiana cumplió los 18 años en la Guerra de Malvinas. En Puerto Argentino, en pleno conflicto y bajo los bombardeos ingleses, el entonces adolescente de un pueblo del sur de Córdoba, arribaba a la mayoría de edad. "No fui el único, éramos varios los que llegamos a la guerra con apenas 17 años", dice la mujer, quien llegó a las islas creyendo, al igual que sus compañeros, que todo era un ejercicio militar.

Tahiana había llegado en enero de 1982 a la localidad de Sarmiento, en la provincia de Chubut, para hacer el servicio militar. "Estábamos ahí desde antes, pero el 2 de abril nos subieron a todos a un avión y nos llevaron diciendo que íbamos a un ejercicio; recién cuando estábamos por aterrizar en Puerto Argentino nos dijeron la verdad, que viajamos a tomar las islas y recuperarlas para la Argentina", recuerda.

No había miedo en esas primeras horas, tampoco dimensión de qué sucedería en los 74 días siguientes, que fueron los que duró el conflicto con el Reino Unido. "Todo era algarabía y alegría porque íbamos a recuperar ese territorio, nadie pensaba que los ingleses iban a venir, e incluso los suboficiales y oficiales así lo decían, que era imposible que fueran hasta allí", agrega al relato.

Sin embargo, la guerra se desató y Tahiana estuvo allí hasta el último día, el de la rendición, el 16 de junio, cuando fue prisionera con otros compañeros. "Toda la guerra fue muy fuerte; estar bajo los bombardeos, en las trincheras, soportar todo eso, y bastante resistimos", dice sobre esos días en el Atlántico Sur.

En torno a su situación personal, recuerda que la exigencia física le significaba un verdadero sufrimiento. "Todo me costaba horrores, los entrenamientos me dejaban reventada porque, por mi condición de XXY (cromosoma sexual extra) no tenía la misma fortaleza que los otros chicos y tampoco resistencia —agrega—. Pero lo único que importaba era sobrevivir".

Como ex combatiente, Tahiana ha participado de actos e incluso, a la hora de tramitar su cirugía, encontró en la Asociación de Ex Combatientes de Rosario un espacio de ayuda y contención. "Es muy importante el trabajo que hacen y no lo digo sólo por la ayuda que me brindaron, sino por todas las tareas que realizan por los propios compañeros y por todo el que la necesite", recalca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});