La ciudad

Comercios donde cambian las costumbres

Si hay un espacio donde se percibe el impacto de la masiva presencia de brasileños es en el Mercado del Patio.

Domingo 08 de Abril de 2018

Si hay un espacio donde se percibe el impacto de la masiva presencia de brasileños es en el Mercado del Patio, donde no sólo hay comercios que ya ofrecen sus productos en portugués, sino donde además adaptaron sus propuestas y compras al paladar de los residentes en ese país, afirma la gerenta del espacio, Candelaria Blanco.

Raúl está al frente de la carnicería El Corral y asegura que entre el 10 y el 15 por ciento de sus clientes, son brasileños. Por eso, adentro del local tiene un cartel con los cortes de carne de los dos países, pero además ya trae algunos que no son de consumo local, pero sí se comen en Brasil, como la "picanha" —que utilizan para cortar en fetas y comer en sándwiches— o el corazón del pollo, que hacen en brochettes.

"Eri es un brasileño que viene siempre y se lleva el cuero de la pata del jamón, por ejemplo, porque lo cocina frito y lo come tipo snack", cuenta el carnicero.

Gustavo, que está al frente de Shawarma, también va por las adaptaciones. "Vamos a hacer como un shawarma al plato, que es parecido a un plato de los que ellos comen", cuenta en el local, y adelanta que en las próximas semanas la carta estará en español, pero también en portugués y en inglés.

En Chipá-porá enseguida hicieron el paralelo entre los chipá paraguayos y el pao de queijo (pan de queso) brasileño, y dio resultado. "Los vendemos a la mañana un montón, vienen siempre", dice Fernanda, y cuenta que más de una vez abren a las 9 y en menos de media hora se acaba la primera producción de la mañana.

Otra que incorporó cambios fue "Isabel Cocina", uno de los espacios que ofrece viandas para llevar o comida al paso. Las coxhinas, cuenta Valeria, "son como una especie de bomba de papa elaborada de masa de manteca y harina, que les encanta", remarca y agrega en el menú que prefieren pollo al curry y las torrejas de acelga.

Comer "como en casa" parece que es fundamental. Y a la hora de volver y llevar regalos, el dulce de leche es de lo más elegido. "Se llevan frascos y frascos de dulce de leche", advierten en el local Vinos y Fiambres

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario