La ciudad

César Baracca y la dimensión capital

Por estos días se expone Capital, una muestra que reúne medio centenar de sus trabajos.

Sábado 15 de Septiembre de 2018

El fragmento es mucho más de lo que aparenta. Puede ser un concepto en sí mismo y puede también indicar, ser indicio de algo. Esa porción es parte de una historia que puede conectarse con otras y contar, quizá, esa historia de otra manera. Algo de eso realiza César Baracca en su obra. Por estos días se expone Capital, una muestra que reúne medio centenar de sus trabajos, en los que el poder aparece con diversos rostros.

   "La obra de César Baracca se nutre de relaciones entre la historia del arte, la cultura popular, el poder y el dinero, constituyéndose en un universo de citas que genera nuevas constelaciones simbólicas. La noción de fragmento es medular en su trabajo ya que es un hábil constructor de nuevos imaginarios a descifrar, interpelando parcelas de nuestra memoria iconográfica y afectiva", señala la investigadora y crítica de arte María Laura Carrascal en su texto de presentación de la muestra que se expone en la galería Subsuelo (Balcarce 238).

   El dinero en sus manifestaciones físicas, billetes, monedas, tarjetas de créditos son material fundante en muchos de los trabajos de Baracca. El dinero en cuanto representación del poder. Por eso apela también a figuras, reales o simbólicas, para componer su obra.

   Dice Carrascal: "En Capital, este creador trabaja sobre intereses que apelan a poderosas figuras como la Reina de Inglaterra, el Che Guevara y los Beatles, junto a citas de la historia del arte igualmente famosas que provienen, entre otros ejemplos, del suprematismo, el neoplasticismo o el pop".

   Baracca investiga sobre el dinero y el arte, su posibilidad de diálogo y sus capacidades de relación. "De esa forma puede desplazarse entre las tradiciones del arte, los integrantes de la nobleza, los íconos de la música y los próceres que, recortados o representados en billetes y monedas de diversos países, denotan su fascinación por la circulación del capital".

   En diálogo con la crítica, el artista explica que "tanto el arte como el dinero son iconografías de poder. La idea es conectar imágenes de la historia del arte con el dinero, crear un lugar donde se pueda producir un dialogo. Dinero es poder y cualquier cosa asociada al dinero adquiere poder". Por eso, al observar algunas de sus obras vale preguntarse si el dinero otorga poder a la imagen.

   "Su producción combina la deconstrucción de símbolos pregnantes y la posterior reconfiguración en otras imágenes, alimentando un ciclo vital de la humanidad a partir de la apropiación y el consumo. Quizás esa modalidad responde a uno de sus principales interrogantes centrado en la posibilidad de transformación de las cosas, un proceso que deja huellas y permite pensarnos otros a través del arte. En definitiva, el dinero también es una representación y Baracca lo sabe mejor que nadie por eso lo interviene y lo transmuta a su antojo", sostiene Carrascal.

   Capital se expone hasta el 3 de noviembre en Subsuelo (www.subsuelo.com.ar), Balcarce 238, de martes a viernes de 16 a 20 y sábados de 10 a 13. Entrada libre y gratuita.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario